Frases periodísticas

28.2.07 14 Comments


Las frases hechas, los cliché, son ya una institución en nuestro periodismo. Un infaltable. Un must de cualquier periodista que se precie. Y quiera preciarse, claro. Aunque no son sólo los periodistas quienes las utilizan. Pero ya habrá tiempo para eso. Aquí, en una primera parte, sólo cinco ejemplos de los periodistas chilenos. Póngale nombre –o cara –a la frase. Seguro que puede.

Al final del día. Uff, esta frase es espantosa. ¿Por qué, después de hablar una sarta impresionante de idioteces, terminan con que “al final del día lo importante es…”? Simplemente repulsiva. Pese a su evidente asquerosidad, es muy requerida por infinidad de periodistas, especialmente “entrevistadores estrella”. Es recurrentemente escuchada en programas de radio, desconozco la razón.

El flagelo de la droga. Frase cliché por excelencia. ¿Por qué no simplemente “la droga”? O, si se quiere poner énfasis, “la maldita droga”. Con más énfasis, “la puta droga”. Pero no más “flagelo”, por favor. Esta frase se ha convertido en sí misma en un flagelo. Un asco.

El vital elemento. OK, se entiende que es el agua. Incluso puede ser un buen recurso para no repetirse tanto. Pero todo tiene un límite. Y ese límite está antes del despacho en plenas inundaciones, con los periodistas informando que “el vital elemento ingresó a la casa”. Eso es mucho. Ni hablar de cuando usan esta expresión informando de algún ahogado. Simplemente de mal gusto. Por último, y para variar un poco, hablen del “mortal elemento”. Digo yo.


Dantesco incendio. Ufff. Qué derroche de cultura literaria. Como diciendo "ojo, que yo sé de clásicos de la literatura". Por lo demás, no sé qué opinaría Dante. Pero citando a doña Rosa (véase gato-mono) "sea lo que sea no era nada bueno". Lo que pensaría Dante, claro.

El malogrado. Ésta es impresionante. Con sólo oírla pienso en choques, atropellos, temporales. Pero ojo, que se puede ir mucho más allá. Pudo ser muerte natural, dormirse plácidamente y pasar al más allá entre sueños de algodón. Eso no lo salva a uno de ser malogrado.
Para mí esta frase tiene una sola cara, que no revelaré aquí. Pero el malogrado asociado a esa cara murió electrocutado por un cable en plena vía pública. Mala suerte. También los hay atropellados por un camión de valores. Eso sí es ser malogrado.

Faltan muchas, lo sé. Cada uno tiene sus preferidas. O debería tenerlas. El que las tenga, que las comparta. Por favor, no nos priven de la maravilla de léxico del periodista chileno.
Mañana, frases políticas.

Muñequitos

27.2.07 2 Comments


Nunca falta el creativo, el negociante, el ingenioso. Pero esta vez –respiren tranquilos –no es chileno. Porque nunca falta el chileno vivo, el que encuentra el resquicio legal, el con la talla de mal gusto (¿se acuerdan del que, según él, le dijo a la azafata que ella era “una bomba”… en un vuelo American Airlines un día después de los atentados en Estados Unidos?), el que vende la polera, el cintillo, la bandera, el afiche o el muñequito del ídolo de turno o del fiambre del día. Esta vez el vivo es gringo.

En Estados Unidos, Emil Vicale (habría que estudiar su genealogía, seguro algo de chileno tiene) es fundador y presidente de una compañía que vende el muñeco de Saddam Hussein en la horca… desde horas antes de que fuera ahorcado.

Pero la compañía es mucho más que eso. También vende dos figuritas de Uday, hijo de Saddam: una es “normal”. La otra: ensangrentado luego de ser abatido por tropas de Estados Unidos en Irak, tal como apareció en fotos que los mismos norteamericanos tomaron y, claro, publicaron.

También están las figuritas de Osama Bin Laden y el líder norcoreano Kim Jung II, entre otros. Villanos de colección todos, algunos mucho más malos que Darth Vader, Saruman o el mismísimo Chucky.

Y si creen que todo eso está muy lejos… pueden comprar la favorita de Vicale, lanzada el mismo día que la de Saddam en la horca: un muñequito de Hugo Chávez que, con una camiseta que reza “Libertad de expresión”, repite el discurso del venezolano ante la ONU. “El diablo está en casa. Ayer el diablo vino aquí. En este lugar huele a azufre”, repite el endemoniado juguete.

Por suerte esta vez el ingenioso es norteamericano. Para variar, digo yo. Aunque, tomando en cuenta la experiencia, no me extrañaría que tuviera ancestros chilenos, hubiera vivido en el país o, al menos, tuviera algunos amigos de por estos lados que le “soplaran” la idea. Después de todo, siempre hay un chileno en cada noticia en el mundo.

In memoriam

26.2.07 2 Comments

Vaya esta foto como homenaje póstumo a Atila, quien pasó a mejor vida esta semana, y por medio de él a Cachupín, Bobby, Guardián, Asesino, Sam, Rufo, Flufi, Black y todos y cada uno de los canes –inscritos o quiltros –de este perro mundo. Cada uno tiene -o tuvo -el suyo.


Atila no es ninguno de los perros de la foto, que fue tomada en Puerto Varas. De hecho, nunca se le vio en actitudes semejantes a ésta. Y aunque no tuvo descendencia reconocida, se sospecha de varios retoños informales.
Se fue sin ruido, sin molestar, sin grandes aspavientos, como siempre. Sus restos fueron cremados (aunque no lo crean, existen cementerios de mascotas que dan el servicio de tumbas y de cremación), aunque el lugar donde descansarán sus cenizas aún es incierto.

El gallo que habla

23.2.07 1 Comments

Esta noticia, de comienzos de diciembre pasado, me hizo recordar al ya mítico “perro que habla”. El plumífero, de la comuna de Hualpén, asombró a sus dueñas al expresarse con palabras.
“Papeles ajuera, papeles ajuera”, “la pala, la pala” y “no peleen más” son las frases que habría pronunciado el ave. Esta última la pronuncia –cual Nobel de la paz –cada vez que alguien pelea o se oyen disparos. Además habría dicho “la Teletón”.

La noticia causó furor. Se realizó una verdadera conferencia de prensa, que incluyó a enviados de Chilevisión y Mega, entre otros medios. Pero el gallo se negó a hablar. Algunos dicen que no le pagaron lo que pedía. Otros, que tenía exclusividad con un medio que no estaba presente. El tema es que no pronunció palabra.

Pero el locutor de Radio Positiva, Claudio Orellana, se creyó el cuento y partió a grabar al pájaro. Fue él quien dio a conocer al gallo que ponía huevos en San Antonio, y que luego fue enviado para su estudio a Canadá. Con estos antecedentes sobrenaturales, Claudio –nombre de gallo, después de todo –llegó confiado al gallinero.

Orellana montó todo un operativo para inmortalizar la evidencia. Dejó un computador grabando toda la noche. Al día siguiente, la grabación no estaba, pese a que se había ocupado gran parte de la capacidad del computador. El archivo había desaparecido.
Del gallo no se ha vuelto a saber. Dicen algunos que su historia está siendo adaptada por Carlos Pinto para “El día menos pensado”. Otros, que será el capítulo estrella de una próxima temporada de “X Files”.

Por mi parte, creo que el gallo no es más que la reencarnación del perro que habla, y que en algún futuro no muy lejano aparecerá convertido en un conejo mago (como el de Oli), una rana cantante o un gato bilingüe. Para variar un poco, digo yo.

Mago Oli

22.2.07 6 Comments

Creo que el Mago Oli -nacido como Gerardo Parra -debería ser uno de los personajes símbolo de este país. ¿Quién no lo recuerda? Alguna vez, durante mi infancia, lo vi en vivo, en algún cumpleaños de alto presupuesto al que me invitaron. Pero no es eso lo que más recuerdo. Si por algo es reconocido Oli es por su fallida prueba del tarro de leche, realizada el 2 de julio de 1985 en el ya mítico "Festival de la Una", animado por Enrique Maluenda y auspiciado por grandes marcas como Sabrosalsa Deyco o Betún Virginia. El incidente del tarro de leche ha sido tema recurrente en múltiples reuniones -especialmente asados -sumiendo en la ignominia a Oli.

Pero Oli es mucho más que el tarro de leche. El Mago Oli es, en sus palabras, "Ilusionista y mucho más". Aunque la verdad, el ser recordado sólo por el infame episodio del tarro le debe quitar la ilusión a cualquiera. Incluso a él.

Pero Oli se sobrepuso, y sigue trabajando hasta el día de hoy. Hace magia en eventos, ejerce de maestro de ceremonias, hace rutinas de magia con globos, magia humor, magia infantil, magia mental, shows navideños... es un hombre universal, mucho más que un ilusionista.

Sus servicios pueden ser contratados a través de su página web www.magooli.cl, que es una experiencia mágica en sí misma. Aparte de permitir contactar a Oli, se puede ver su biografía, un archivo de fotos de presentaciones mágicas, un archivo de sus apariciones en prensa, bajar wallpapers e, incluso, un capítulo dedicado especialmente al tarro de leche, donde cuenta su versión de la historia, y lo que sintió detro del tarro ese fatídico día. Todo con una gráfica y diseño notables.

Un dato, para que no se confunda: en la página hay botones como "Quiénes somos" o "Qué ofrecemos", pero no se menciona a nadie más que a Oli. Después de mucho pensarlo, creo que esto de llamarse Gerardo y Oli le ha generado una crisis de identidades múltiples. Entiéndalo, no es fácil pasar por lo del tarro.

Control mental

21.2.07 4 Comments

Esta sí que es noticia. Una mujer que vive en Porvenir, Tierra del Fuego, acusa a Felipe Camiroaga y Sergio Lagos de manipular su voluntad y la de su hija por medio de chips implantados en sus cuerpos sin su consentimiento. Dice que los dos animadores pertenecen a una organización que manipula a la gente en todo el mundo. ¿Qué tal?

Se sabe que en Chile un alto porcentaje de la población sufre trastornos mentales. Sin ir más lejos, yo conozco a varios. De hecho, son un gran porcentaje de quienes conozco. A veces sospecho de mí mismo. Sólo a veces. Pero luego se me pasa. Y después vuelve. Y así sigue.

El punto es que cada día estamos más locos, desquiciados, trastornados, orates, alienados, perturbados, vesánicos, chiflados, desequilibrados, tocados, dementes. De demencia "típica", eso sí, no de la que a veces se usa para hacerle el quite a las responsabilidades. No señores, aquí hay locos-locos. De a de veras.

La acusación es divertida. Incluso el mismo Sergio Lagos se rió bastante cuando le comentaron el tema. ¿Una anécdota entre tantas otras locuras en este país? No, por favor. En un país con tantos desquiciados, ignorar la acusación sería desentenderse de la voz del pueblo.

¿Entonces? La Fiscalía local, en su rol de paladines de la justicia, acogió la denuncia y está investigando. Ésa sí que es locura.

Yo, por mi parte, apenas controlo mi mente, por lo que difícilmente podría controlar una ajena. De verdad. A veces se arranca por su cuenta -mi mente -y no hay nada que se pueda hacer. Eso me deja libre de sospechas en cuanto a control mental. Lo que me preocupa es el descontrol mental. A lo mejor contacto a Lagos & Compañía para que me ayuden con un chip.

A todo esto, si les parece increíble, vean la noticia completa en Las Últimas Noticias, aka LUN, en el siguiente link.

http://www.lun.com/modulos/catalogo/paginas/2007/02/21/LUCSTDI07LU2102.htm?tipoPantalla=1024

Gato-mono

20.2.07 7 Comments

Esta es la historia de Gato-mono. Un día, durante mis vacaciones del verano de 2006, el destino puso esta noticia en mi camino, en la portada del Llanquihue de Puerto Montt colgado en el terminal de buses de esa ciudad. Desde ese día soy otro.

La foto de Gato-mono impacta, es cierto. O a mí me impactó, al menos. Pero más impactante es la noticia misma, y los escabrosos detalles con que los dos redactores -no es una noticia que pueda manejar una sola persona, claro está-nos asombran. Una redacción simplemente soberbia. Lea y empápese de cultura.


"Gato-mono" estremeció a lugareños de Lenca
El pasado miércoles 8 la criatura llegó a este mundo, a las 3 de la madrugada. La familia Navarrete Igor quedó estupefacta por el nacimiento



Alexis Matamala Olavarría, Ulises San Martín Vera
---------------------------------------------------------------
Estremecedores e insoportables fueron los maullidos, como un presagio de que algo extraño y anormal ocurriría. "Cuchi cuchi", una gata, a las 3 de la madrugada del miércoles 8 del presente mes, trajo a este mundo a cuatro gatos en el patio de a casa de la familia Navarrete Igor, los cuales viven en el sector de Lenca, kilómetro 35 de la Carretera Austral.
La familia y, de sobremanera, sus pequeños hijos, Claudia (8), Carla (4) y José (3), estaban felices con la llegada de estos, aparentes, animalitos, mientras disfrutaban del parto de su "gata regalona", que día a día llenaba sus corazones.
Uno de los cuatro "gatitos" dio a conocer la "gran diferencia" que tenía con sus hermanos, ya que su aspecto era característico de seres de fábulas y de terror. "Pensábamos que estaba muerto, porque la gata no lo atendía ni amantaba como a los demás", contó, asombrada, Rosa Igor, madre de los niños.
Instantáneamente el "animalito" fue llamado como "gato-mono" por los niños. Lo más notorio de su aspecto fueron sus ojos, que a juicio de la mujer, eran "muy prominentes. Esto nos hizo convencernos de que era algo muy raro y sea lo que sea no era bueno", confesó aterrada Rosa.
"Era muy feo, se parecía a un mono, ya que tenía los dedos largos y ojos muy sobresalientes. Mis pequeños hijos se asustaron mucho, pero los tranquilicé diciéndoles que era un monito del campo y que no era nada malo, aunque a mí me parecía un demonio", contó la mujer.
El "gato-mono" jugaba con normalidad, en un principio, con sus demás hermanos, pero "Cuchi cuchi" no lo aceptaba. El animal poco a poco fue perdiendo fuerzas; sólo pudo supervivir gracias a los cuidados que le entregó la familia Navarrete Igor.
La corta vida de "gato-mono", sin duda alguna, provocó conmoción tanto en los lugareños del sector como en los turistas. "Este monito llamó la atención de todos los vecinos de Lenca, quienes llegaron a la casa para verlo e, incluso, unos turistas lo fotografiaron, porque lo encontraron muy raro", expresó la asombrada mujer.
Cada día transcurrido el "fenómeno" se hacía más diferente a los demás gatos, puesto que "¡sus ojos eran de fuego!", según contó exaltadamente Rosa.
"Gato-mono" tuvo un corto existir, ya que su madre "cuchi-cuchi" lo aplastó, asfixiándolo, el pasado viernes. Este acontecimiento causó un dolor inesperado en la familia, sobretodo en los pequeños que se encariñaron, en cierta medida, con la extraña criatura.
Posterior al deceso de "gato-mono", la familia botó su pequeño cuerpo, para así no dejar huella alguna de su corta, pero recordada existencia. Con este acto, ningún especialista pudo analizar su caso. Sin embargo, como se puede apreciar en las fotografías, "gato-mono" fue un ser de carne y hueso y no una simple invención de la pobladores de Lenca, como lo pudo comprobar en terreno "El Llanquihue".

A modo de presentación

20.2.07 7 Comments

Los blogs están de moda, es un hecho. Y recorriendo la red -específicamente navegando vía links entre blogs -llegué a una conclusión: están los que aportan y los que no. Ya lo sé, la conclusión no es brillante. Ni siquiera se acerca a la inteligencia. Es, digámoslo abiertamente, una conclusión que raya en lo limítrofe. Borderline, diría alguien por ahí. Pero es verdad.

Entonces me dije ¿por qué no? Habiendo tanto blog que nada aporta, uno más no hará daño. La otra opción era hacer uno que aportara, pero eso demanda esfuerzo, y yo soy por convicción flojo. No de nacimiento, que quede claro, sino por vocación. El verdadero flojo no nace, se hace. Y soy uno de ellos.

La ventaja -o desventaja -en estos tiempos de la tecnología, es que cualquier vago, como yo, puede decir lo que le parezca, citar, plagiar, hablar idioteces y, sin embargo, tener tribuna y hasta seguidores. Ufff. No es lo que busco, en todo caso. Los seguidores traen trabajo y, ya está dicho, eso no es lo mío.

Entonces, aquí comienzo. Un blog para subir noticias, comentarios, ideas, fotos, lo que se me ocurra... en fin, de todo un poco, siempre que sea inútil. La utilidad no es mi objetivo aquí. Este es un blog que busca, ni más ni menos, nada. No aportar, pero tampoco entorpecer. En fin, pasar sin pena ni gloria, ser uno del montón. Como tantos. Aquí vamos.