A tomárselo con humor

20.5.10


¿Cómo puede el humor, ese atributo tan valorado, presumido, anhelado en tiempos “normales”, ser sin embargo despreciado, negado e incluso censurado en momentos difíciles? ¿Qué es lo que nos arrastra a esta suerte de bipolaridad social, que nos lleva a renegar de todo lo que huela a mínimamente gracioso cuando estamos en problemas?


Millones y millones se pagan a los humoristas para que nos hagan reír cuando tenemos motivos de sobra para hacerlo, pero ¡ay! de quien ose hacer un chiste cuando los ánimos están a mal traer. Paradójico el humor: cuando más se le necesita, menos se le acepta.


“La risa abunda en la boca de los tontos”, recuerdo haber escuchado en mi infancia. Errónea apreciación. Nefasta, por la relación –confusión, acaso– entre risa y humor. Desde niños nos enseñan a ser serios. A comportarnos “como corresponde”. A actuar apropiadamente, a sentarnos derechos, a no interrumpir a los mayores. A adecuarnos a las normas y usos sociales, al fin.


Ya adultos nos damos cuenta de que el humor no es tontera, sino al contrario, muestra de inteligencia. Pero ya es tarde. Porque el humor no se compra en la farmacia. El humor se aprende, se absorbe desde niño. Se cultiva. Sobre todo se cultiva. Para el que no lo hizo a tiempo, no hay vuelta atrás. ¡A enseñárselo a nuestros hijos!


Lamentablemente, incluso quienes habitualmente gozan de un notable sentido del humor reaccionan ariscos ante un chiste lanzado en un momento “inoportuno”. ¿Qué hay detrás de eso? Tal vez son los sermones de padres, profesores, adultos en general, que cuando niños nos enseñaban lo que debía y no debía hacerse, que vuelven a nuestra mente. Resuena la letanía no-te-rías-no-te-rías-no-te-rías-no-te-rías. Eso no es divertido, eso no es gracioso. Eso no, eso no.


¿Por qué no? Si es socialmente aceptado como un atributo deseable, ¿por qué limitarlo? ¿Por qué reservarlo para ciertas reuniones sociales, momentos acotados de nuestra vida? No podemos –no corresponde, nos enseñaron– sacarlo a relucir en reuniones formales, momentos solemnes, situaciones complicadas. Cuando de verdad se lo necesita.


Tengo algunos recuerdos tristes de mi vida. Momentos difíciles, pérdidas, dolores que llevo conmigo hasta hoy. Sin embargo, no recuerdo ninguno de ellos sin algún espacio de risa, de humor intenso. Carcajadas algunas veces, risas solapadas las más. Los momentos de mayor–y más negro– humor de mi vida han sido durante trances difíciles. Funerales, momentos de dificultad familiar o personal. Siempre la risa me ha ayudado.


El humor, me he convencido a lo largo de mi vida, es una manera de ser. Una forma de enfrentar la vida. Y no hablo de andar de payaso por el mundo, de ser el bufón de la corte. No se trata de eso, sino de tener la capacidad de ver lo divertido, lo ridículo, lo gracioso que encierran todos los momentos de la vida, por difíciles que sean. La capacidad, también, de reírse de uno mismo, que es –creo– la base sobre la que descansa el verdadero humor.


No todo puede ser tan grave. Venimos al mundo –y muchas veces nos vamos de él– entre llantos. ¿Por qué no tratar de compensar esa inefable verdad riéndonos a destajo, con dolor de guata y lágrimas, mientras podamos? “Con la muerte no se hacen bromas”, he escuchado una y otra vez. ¿Por qué no? ¿No vamos todos, acaso, irremediablemente en esa dirección? ¿Qué es lo que hace, o debería hacer, a la muerte tan sagrada que no podamos reírnos de ella mientras tenemos tiempo? Mal que mal, finalmente será ella la que se ría de nosotros, por lo que deberíamos al menos tomarle un poco de ventaja.


Seamos más insolentes, menos serios, más graciosos y menos severos en nuestra vida. Pero hagámoslo bien: pongámoslo en práctica cuando parece que no se puede, cuando todos nos censuren por hacerlo. Cuando la reprobación sea generalizada. Reventemos el contexto, mostremos que, sin dejar de lado los sentimientos difíciles, podemos reír. Seamos subversivos, refractarios, ganémosle el espacio a la seriedad, el dolor y la tristeza a punta de humor. ¿Que ese humor es demasiado negro? Tal vez, pero me tiene sin cuidado: no soy racista.

60 no aportaron:

Pedro dijo...

Creo que esto lo explica todo, a ver si por fin entienden para donde va la micro.
Muy buena reflexión y muy cierto lo que dice.
Que por algo en algún momento de la Historia se hacían celebraciones precisamente para reírse de la muerte.
Siga no aportando, que entre broma y broma..., dicen por ahí.

Felipe Rojas dijo...

Buena entrada, estimado. Leyendo este asunto de los funerales recordé la muerte de Hiroito ("Viejito, viejito bueno" ♫) y me resultaba difícil -cuando murió- dejar mensajes tristes, ya que muchos levantaron el ánimo con sus canciones divertidas.

Agradecido de leer "A tomárselo con humor", ya que da para la reflexión. Saludos.

Marcelo dijo...

Tienes derecho a hacer lo que quieras, pero si traspasas las normas sociales (buenas o malas, son las que nos rigen), tu entorno también tiene el poder de patalear. Y a veces esos pataleos son más ruidosos que cualquier sólido argumento, y esos gritos pueden aislarte del contacto social, tan apreciado estos días.

Si puedes sobrellevar eso como carga por tus actos, bacán. Si con tu rebeldía puedes iniciar una revolución, mejor.

Eso opino.

Mandrilbulin dijo...

Solo me llama la atención cuando Marcelo dice: "esos pataleos son más ruidosos que cualquier sólido argumento, y esos gritos pueden aislarte del contacto social, tan apreciado estos días".

Todos lo pasamos mal. Todos lo pasamos bien. Y por mi parte, una de las cosas que aprendí en este mundo, es que si voy a pasarme la vida amargado por comentarios repletos de resentimiento y "ajuste social", mejor me pego un tiro y ya.

Excelente columna. La sátira y el humor en tiempos o situaciones difíciles abre una puerta grande a la libertad mental.

iOssy dijo...

Pero claro! Nunca me voy a olvidar de un mes de diciembre en particular, cuando las cosas economicamente no iban muy bien... se acercaba el 25. Derepente a alguien dice que por lo menos banda sonora teníamos...entonó la letra de esa canción de La Sonora Palacios, "Navidad de los Pobres", y todos nos largamos a reir.

Saludos!

cybertran dijo...

cómo hay un día pa' todo, ¿sería ayer el día del taldo q varios andaban tan espasmódicamente intolerantes? aguante!
saludos de @cybertran

Alejandra dijo...

Tengo una amiga a la que subieron y bajaron en zancada sólo por decir que no entendía por qué tanto revuelo con lo de Cerati. Entre los comentarios de "inoportuno" y análisis sicológicos de a peso, resulta que llegaron a su blog a putearla... lo más ridículo es que la sarta de chuchadas terminó con un "y esto va por lo de Cerati tal por cual"... como si defender al pobre tipo fuera casí un asunto familiar.

Si el nivel de discusión es tan mínimo para ni siquiera aceptar a un hijo de vecino cansado con el tema "de moda", menos va a aceptar un par de frases ingeniosas que en ningún momento ofenden al "idolo".

El que no aporta dijo...

Pedro, no sé si explica algo, pero al menos es como trato de vivir. Aunque a veces traiga incomprensiones.
---

Felipe Rojas, pasa eso. ¿Cómo no reírse acordándose de Hiroito? Seguro él hizo lo mismo en vida.
---

Marcelo, no desconozco el derecho a pataleo del resto, que de hecho sufro de cerca. Pero creo que nunca, espero que nunca, un pataleo prevalezca por sobre un argumento.
---

Mandrilbulin, muy de acuerdo. Hay cosas con las que, o nos reímos, o nos colgamos. Y como no ando con ganas de balancearme...
---

iOssy, es exactamente eso que cuentas a lo que me refiero. Actitud.
--

cybertran, no sé de quién era el día, pero los intolerantes andan siempre por ahí. Yo no los tolero.
--

Alejandra, la dictadura de la mayoría. O de un grupo cualquiera, que se siente con derecho a imponer sus creencias, sus sentimientos incluso, al resto. Una pena.

kattybertolino dijo...

Brillante !!!! los mejores chistes se me han ocurrido en algún funeral, las situaciones más tristes, más trágicas y más dolorosas ameritan siempre un buen chiste...y no es chiste...
Saludos!

Jorge dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ja dijo...

Mmmm... luego del funeral de mi abuelo (hace justo 10 años atrás), fuimos a acompañar a abuela, "pa' que no se sintiera sola"... lo que más recuerdo fue todo lo que nos reímos esa noche, burlándonos entre los primos y riéndonos de nuestro abuelo... Esta vez, si es un aporte.

nito dijo...

buenisimo post, podria haber sido columna en algun diario, alguna carta al director, o cita al comienzo de algun libro de clases de pendejo. me habria gustado verlo escrito en la columna de c. warnken.

no se si lo podre hacer, pero siempre le he dicho a mi viejo que cuando se muera, en vez de algun discurso postumo, leeria la cantidad de veces que hinchaba por huevadas, las veces que dio jugo, las piscolas con sus amigos, los cachos, domino, etc, me imagino a sus amigos y nosotros riendonos y llorando pero de la risa. ojala lo pueda cumplir, saludos

carolita dijo...

me gusta leerte, escribes bien. sobre todo tienes mucho que aportar.

besos.

montt dijo...

Pocas veces me reí más con mi amigo Sebastián, que el día de su funeral. Pucha que la pasamos bien y sé que él habría hecho lo mismo.
Que se queden los se queden.
Montt

Alex dijo...

quiza yo no tenga sentido del humor publicamente, y es que a veces soy vergonzoso, pero ya lo he tomado las riendas a este problema, y es que he sabido a recibir todas clases de bromas, o que se rian de mi, o que se rian de alguna talla que tiro, y aveces me dicen que tengo un humor muy negro. Pero los amigos, ya te conocen y saben que en algun momento puedes salir con alguna talla de esas.
Ahora, Las redes sociales, son una gran ayuda para hacer el humor que cada uno tiene, canalizan lo que tu quieres decir, y no importa nada lo que alguna persona no le guste el tipo de humor, por que es tu espacio. Y eso, esta bien.
Saludos
@locoluengo

Mauricio dijo...

El sentido del humor nos hará libres. La risa es el mejor remedio y la mejor vacuna.
El mejor remedio para la amargura y la mejor vacuna para no ser uno mas de los tontos graves llenos de ubicatex que son la circunspecta mayoria.
Gracias por el aporte

CK dijo...

Excelente reflexión.
Creo que es mi estilo de vida, y me atrevería a decir que de muchos de los que te leemos a diario, sólo que "en publico" es mal visto, pero a escondidas, en nuestros escritorios, con sólo una o dos personas al lado, no es tan malo, es "aceptable" y "queda entre nosotros". Hipocresía creo que le llaman.
Recuerdo hace unos meses cuando, en el edificio donde yo estaba, un tipo se tiró de varios pisos de altura y se mató. Fue trágico, pero no pasaron 5 minutos y ya las bromas nos hacían tomarnos de la guata y en momentos incluso llegamos a llorar de la risa. Demasiado? Tal vez, pero va en el ser humano.
Cuando vamos caminando en la calle y vemos que alguien se cae. Qué es lo primero que hacemos? Ayudarlo? Fijarnos si fue grave? Yo creo, y confieso haberlo hecho, que la primera reacción es cagarse de la risa, luego veremos si hay sangre, e incluso de eso también nos reiremos.

Saludos
CK / twiCKter

qbarbicl dijo...

Estimado, una lección que me dio la vida: las ironías sólo las entienden personas inteligentes. Na que hacer... los que alabamos el sentido del humor somos pocos, pero buenos.

Saludos,

Diego dijo...

El tema del humor es tan simple como el que lo interpreta... la responsabilidad no es de aquel que emite el juicio (o la broma) sino de aquel que lo interpreta... teniendo en todo caso el que lo recibe LIBERTAD total a molestarse y reclamar, la misma que aquel me dice el chiste decirlo y publicarlo.
TODOS PUEDEN CRITICAR EL "CHISTE" PERO NADIE PUEDE CENSURARLO...
Eso...
PD: hay una, como llamarlo, rama del humor que se le denomina NEGRO, el cual tienen multiples adeptos y seguidores... entre los que me incluyo...
PD: y que tanto con Ceratti, fue el lider de una banda muy buena de los ochenta y eso, si esta enfermo y se muere... se muere, su legado quedara ahi...

Andrea dijo...

El humor me ha salvado de mil situaciones negras. Creo que reírse de uno mismo es señal de felicidad. En serio.

(Y pensar que muchos que te alegan por el humor cantaban felices "ríe cuando todos estén tristes" del Jappening).

panchopinto dijo...

Bueno, muy bueno, gracias por la reflexión. Los "tontos graves", los que creen que las cosas serias se tratan con seriedad, son los que tienen el mundo como está. Faltó algo sí pos gancho, su tallita entremedio, su toque divertido ... pa darle consistencia al argumento digo yo

CK dijo...

PD: Y si, yo a mis hijos les enseño a reirse, tomarse las cosas con humor. Creo que es demasiado importante como para no hacerlo.

Rodrigo dijo...

Estimado;
hace tiempo que no me encontraba (física o virtualmente) con alguien con un sentido del humor tan fino, inteligente, oportuno, creativo, negro, rojo , amarillo y colorado.
Te felicito por lo que haces y por las risas que cada día me provocas en twitter.
Un abarazo
@rodrigocarras

elblogdecastor dijo...

Excelente post!!
Es cierto muchas veces los amigos se te acercan (Sobre todo cuando te ven reír como descocido)y te dicen: porque no maduras??
Es típico suelen confundir madures con aburrimiento, ser maduros no consiste en andar serios.. mas bien en asumir las responsabilidades. Pero bueno .

hace ya un mes hice un post muy parecido , no sobre el humor, pero si sobre el molde q ahora somos en viejos

https://elblogdecastor.wordpress.com/2010/03/25/los-de-siempre-i/

un saludo cordial maestro estaremos atentos a tus actualizaciones
(@Castor837)

Jimy dijo...

Te apoyo siempre en lo del humor... de hecho cuando mas me río es cuando voy a misa (del cura, de los fieles, de las estupideces que se repiten, x mi gran culpa y demases) y mis grandes amigos llenos de sentido del humor en tales ocasiones se enojan... odio las situaciones "sagradas" donde NO TE PUEDES REIR...
La lata es que estamos tan formateados con eso, que hasta nos damos cuenta cuando una talla va a ser mal recibida por algunos wns graves...
Siga así compadre!! y filo, el que no te entienda (que sorprendentemente son muuchos): que no te siga

Alvaro dijo...

Muy cierto todo... todos nos mandamos flor de chiste en medio de un funeral.

Fran dijo...

Pffff. Meses, MESES sin escribir, y cuando lo hace, convertido en todo un twittterstar, se manda una reflexión digna del Coco Legrand en el Festival de Viña. Solo le faltó el "es que toodo esta cambiando..."

Bueno, al grano. Comparto lo del sentido del humor, o lo que es peor, de la falta de sentido del humor. Aunque estoy segura que muchas veces no se trata de falta de sentido del humor, sino que de falta de inteligencia. Y si la gente no entiende las tallas, eso ya no es mi problema.

En cuanto a las ocasiones políticamente incorrectas... cómo olvidar esas misas de colegio, en que al cura (en el momento más solemnte) se le olvidaba apagar el micrófono al momento de pegarle el mordisco a la ostia...

Mario dijo...

Cuando era pequeño escuchaba en TV a un grupo de adultos que cantaba "Ríe cuando todos estén tristes"...un gran mensaje enviado a un pueblo que no lo pasaba bien, hoy desde mi perspectiva de adulto-joven y entendiendo que el mundo ha cambiado, descubro que en una red social vive un personaje que en 140 caracteres es capaz de reírse de sí mismo y hacer reír a los demás, ironizando, aportando, peleando, compartiendo y a veces puteando (según él no aporta nada )

Lo que acabo de leer en el blog es simplemente notable, digno de una persona que ya encontró la libertad, es como si hubieras leído mi mente, por favor no cambies tu manera de enfrentar el día a día, son personas como tú las que hacen falta en el "Real world" , ten la seguridad que existen muchas personas que creemos y entendemos que con humor todos los tragos amargos en la vida pasan un poquito mejor.

Felicitaciones y no te mueras nunca.

Un aplauso ¡CLAP!

@mariocw

Mr. Francisco® dijo...

Con mi antigua cuenta de blogger (con una foto de hace mil años) te respondo tan magno post.
Hace unos días te comentaba cómo una enorme camada de chicos lindos cree que puede hacer comedia porque se sienten inteligentes. La inteligencia no necesariamente va de la mano con el humor, y esforzarse demasiado por parecer gracioso es, al menos, triste (recordemos que el inteligente del curso no es el que causa más risas, si no el que se lleva más golpes).

Uno nace gracioso o fome. A medida que avanzan los años, uno se pone, menos gracioso, menos fome o más gracioso,más fome. Todo depende, según yo, de un sólo factor: Sentido Común.
La gente con mejor humor en Chile es la que puede abstraerse de la situación del momento y puede ver más allá sin pasar a llevar suceptibilidades.
Tomando los ejemplos del texto y los comments, por ejemplo, uno se puede reir de lo que hizo el abuelo en vida, rescatar el humor que hay ahí, pero sería harcore reirse de como murió el viejito. Son sutilezas que uno aprende con los años.
El Sentido común es un bien escaso en nuestro país, eso hace que la gente que lo tiene sea especial en practicamente cualquier ámbito. Básicamente es saber leer audiencias, es ser cauto con lo que se dice y no tener el síndrome "Pamela Díaz" (yo soy genuino, yo soy real, por lo mismo me importa una raja lo que digan, yo digo lo que pienso).

Es importante ser sincero con uno mismo. Si uno no es gracioso, y constantemente ve caras de incomodidad en la gente que lo rodea cada vez que tira un chiste, está cagando afuera del tiesto. Lo mismo pasa cuando la talla está que arde en la mesa y cuando llega a usted se apaga. Si vive cualquiera de esos síntomas, desista, el humor no es lo suyo.

Saludos muchacho!

Sherlock dijo...

Incréble que en este mundo lleno de miserias (de las materiales y de las otras) haya que estar explicando porqué es bueno reírse....debemos estar muy enfermos como sociedad para tener sobrevalorada la pena y las desgracias...En mi ciudad sobran farmacias y faltan payasos callejeros....que mas se puede decir.

@SherlockHouse

evelyn dijo...

La verdad buenisimo, lastima que se aplique tan poco..

funkubus dijo...

buena columna, concuerdo contigo, siempre he querido que en mi lápida haya un texto como "de aqui sale a asustar a los niños cada jueves".

Conti dijo...

En mi familia se acostumbra "festejar" las fechas de muertes... y se festeja de verdad...
Cuando yo me muera, por favor ríanse mucho: de mi, de ustedes, de la forma en que me morí o de cómo me podría haber muerto para que fuera más chistoso todavía... y, al igual que mi abuelo, los espero para un whisky bien bigoteado en mi tumba...
Felicitaciones por las verdades escritas y por la forma en que las escribes... varias de mis sonrisas del dia te las debo.

anahi dijo...

Hola!

He leido tu nota y me parece muy buena, tienes toda la razón. Gracias a dios naci en una familia alegre, que se caracteriza por su sentido del humor, a lo mejor soy la seria de la familia en ocasiones, pero no pierdo la oportunidad de buscarle el lado gracioso o reirme de las situaciones malas.
Y tampoco me molesta que las personas hagan bromas de cosas que "no se deben", ¿no se deben segun quien? En fin, hay que ser más abiertos en ese sentido, por el bien de la humanidad :)

Orangú del Norte dijo...

Yo creo que la tontera-gravidez es una cuestión muy chilena. Es la incapacidad de reírnos de nosotros mismos y de lo "serio".
En Chile existe el chiste "cruel" y los temas que no son para reírse. Han tratado de explicar el concepto de chiste cruel a un argentino? O temas tabú a un español? Otro ejemplo de esto es la "seriedad" en el trabajo. Tomarse una chela en un almuerzo de pega? Borracho. Empiezas tu jornada a las 10AM? Flojo. Hay formas de ser y de actuar establecidas como el siglo 19, y todavía no somos capaces de actualizarlas, salvo excepciones como el ponceo o un rebelde "casual friday"(mas encima en ingles x la cresta).


Mi teoría es que es parte del provincianismo y apatronamiento chileno, y algo de timidez, porque en confianza, los chilenos somos lejos los mejores para el hueveo.

En fin, gran columna/no aporte/aporte.

Jessica Collao Espinoza dijo...

Interesante y entretenido de leer, me sentía a veces como una desalmada porque en situaciones tensas o tristes recurría al humor para desestresarme y a los otros conmigo.
Imprimiendo para compartir en la pega! Saludos!

Mauricio dijo...

Cuando las cosas aprietan, nos defendemos con humor... ¿acaso no floreció el humor, un humor subterráneo, que circulaba en cassettes regrabados, durante la dictadura, riéndose del dictador y sus secuaces? Me acordé de Chaplin, que con su humor criticaba a la sociedad de consumo, la sociedad uniforme, la deshumanización del hombre. Cuando todo estuvo más tranquilo, desapareció el humor, nos volvimos tontos graves, no nos atrevíamos a comprar The Clinic, Hervi se volvió latero, se enojaron con un ministro porque llamó gordis a la presi.
Ya, está bueno, está demasiado serio este comentario, no soy capaz ni de terminarlo con un buen chiste.

Anónimo dijo...

Sin otro particular que decir que acertadas palabras son las que has escrito, el humor no es negro o blano, no tiene que ser oportuno es simplemente humor y debe ser comprendido como eso, no hay momento, lugar ni ocasion solo se debe convivir con el, asi como convivimos con la amplia gama de "tolerancia" en este mundo, homsexuales, balancos, negros, cristianos judios ortodoxos etc etc etc, el que no lo entienda es simplemnte poruqe es un amargado intolerante que no sabe reir, que no aprecia las cosas buenas que oros nos puedan entregar.

No decaigas no te dejes abatir ni amilanar por esos amargados, el humor es eso no otra cosa y me da gusto saber que existen personas como tu que no hacen ver de manera inteligente las amarguras de este mundo y de manera entretenida.

Saludos

@IVAN_HRG

Mónica de los Siete Infiernos dijo...

Dios me libre de la falta de humor. Yo sé que el mío es bien negro y perverso y por eso ahora me metí en el cahuín que me metí, jajaja!!!

Pero he aprendido con la falta de humor ajena, que el exceso mío es un don, un regalo divino.

Te fuiste derechito a mi reader.

Y pensar que te había unfolloweado. My mistake!!!!!!

Katy Becker dijo...

Usted Sr que no aporta es un MAESTRO

Me considero una persona con sentido del humor e irónica, y trato de serlo especialmente en situaciones incómodas.
Si alguien se molesta, es problema de él. Mis mejores invenciones siempre aparecen en una misa o en un funeral, hay tantas cosas por las que preocuparse y amargarse, porque no reírse un poco para hacer todo más tolerable.
Punto aparte merece la falta del manejo de la ironía de algunas personas, es casi como para incorporarlo en el currículo educativo.

Anónimo dijo...

Mister, lo sigo en twitter y encuentro que su No aporte hace bien para salir de la tontera gris de estos días.
Sobre su nota, la comparto y alabo totlmente. Soy separado, tengo un hijo de 8 años que por mi parte ejercita el buen humor, tambien aprendiendo a "oler" cuando es el moento y cuando no (aunque cuando el olfato no le funciona me dan ganas de meterlo a la juguera), pero que por otro lado es opacado y minisado en pos de ser "Un buen Niño"...creo que temas como esto deberían ser parte del curriculum escolar, así tipin 7 de la tarde...no andaría tanto care poto por las calles.
Un abrazo!...siga no aportando!
@Raulisimo69

seferene dijo...

¿sabes q? he tenido una vida d mierda como muchos y me he reído y creado chistes d cada una d esas cosas,pero cuando se trata d los demás soy + cuidadosa.No es x un temor oculto o algo q se aprendió cuando niño,es x respeto a los sentimientos d los otros.No podemos creernos tan superiores y tratar d imponer nuestro sentido dl humor y d ver la vida.
Comparto mucho d lo que dices en tuiter y el blog,tus fundamento me hacen sentido,pero insisto en tratar de entender a quien no nos entiende.
Esop,me fundí

Loreto dijo...

Agradecida. De la nota, y de las risas de todos los dìas en twitter. Y de pasadita me eximo del cargo de conciencia de sentirme una desalmada por reirme de todo y en todas las situaciones.
Yo no comparto que seamos serios, fomes o apatronados, màs bien me parece que somos de frentòn tontos y la gran mayorìa no es no siquiera capaz de captar la ironìa y la sutileza, menos gozar con ellas.
Notable...

Loreto dijo...

Agradecida. De la nota, y de las risas de todos los dìas en twitter. Y de pasadita me eximo del cargo de conciencia de sentirme una desalmada por reirme de todo y en todas las situaciones.
Yo no comparto que seamos serios, fomes o apatronados, màs bien me parece que somos de frentòn tontos y la gran mayorìa no es no siquiera capaz de captar la ironìa y la sutileza, menos gozar con ellas.
Notable...

Mario Waissbluth dijo...

Mi querido @elquenoaporta.
Creo que eres el mejor aporte.. lejos.. a la twitterjungla chilensis. Te envío algunas "citas famosas" sobre el humor que creo te representan a ti y a este humilde admirador:

A joke is a very serious thing.
Winston Churchill

A sense of humor is a major defense against minor troubles.
Mignon McLaughlin

A sense of humor is the ability to understand a joke - and that the joke is oneself.
Clifton Paul Fadiman

A taste for irony has kept more hearts from breaking than a sense of humor, for it takes irony to appreciate the joke which is on oneself.
Jessamyn West

A well-developed sense of humor is the pole that adds balance to your steps as you walk the tightrope of life.
William Arthur Ward

Un abrazo
Mario Waissbluth
(en veda tuitera)

Mandrilbulin dijo...

Me di cuenta en la tarde del 21 de mayo que tu cuenta de twitter fue suspendida al tiempo en que el Presidente de la República prometía en el proscenio de un escenario cirquense muy particular, como es el Congreso Nacional.

Seguro fueron aquellos que durante la mañana aplaudían la ausencia de indígenas, gays, ecologistas, regionalistas y gente "diferente" en general de este discurso cargadito al patrioterismo y el bono. Los mismos que desprecian al contrincante como repitiendo historias que nadie con sentido común desea repetir.

Creo que eso me motivó a cambiar la retórica, a ser más divertido en mi vida y menos complaciente con esas personas (no por eso intolerante), que anhelan cosas perfectas destruyendo lo que consideran imperfecto.

Eso. Ya lo había escrito antes. Mi vida es un contínuo azar y me indigna la intolerancia. La misma que asoma sus garras en medio de un mar de promesas de que seremos un país ya extinto, como Checoslovaquia.

Saludos y avisa cuando vuelvas al twitter.

@ialmonacid

carmen dijo...

Gran aporte.
Lo extrañábamos.

Anónimo dijo...

Ahhhh!!! el humor negro... sana herramineta para llevar la vida. Estoy de acuerdo con usted y, como ya dijeron otros, esta vez su post es un aporte. Ojalá más personas apreciaran nuestro humor... mientras tanto, aceptaremos las miradas de desprecio con orgullo!!! :D
saludos
wanda

la Vieja Chica dijo...

Uno de mis grandes amigos dice que "el que se enoja, doble pega tiene: enojarse y des-enojarse". A los tontos graves habría que hacerles la ley del hielo y punto.

Lamentablemente, vengo de una familia de campo súper tradicionalista, donde hay temas de los que no es políticamente correcto reírse ni hacer bromas, por lo que nunca desarrollé la chispa ni la espontaneidad necesarias para tirar una buena talla en el momento apropiado, salvo excepciones, porque tiene toda la razon que es una habilidad que se desarrolla desde la niñez, como los deportes o aprender a tocar un instrumento.

El problema es que por tratar de revertirlo, la gente pasa del humor negro a la patudez extrema, porque a los chilenos no nos enseñaron desde chicos otra cualidad indispensable para vivir bien: el saber ubicarse de acuerdo a la situación, momento o lugar.

Gracias por la reflexión, creo que aquí tiene material para el manual del insoportable, que se echa de menos!

Fenomenoide dijo...

Jajaja, ésto fue muy al estilo de Mario Benedetti en "No te salves" (que me gusta muchísimo).

Cierto, muy cierto. Es más sabio aquel que es capáz de encontrar en la tragedia lo irónico, que el abnegado por las leyes morales de una situación. Jajaja, si es que se entiende.

εïз..·´¯'Anais..·´¯'εïз dijo...

HolaQueno!

Estuve escuchándote en La Venganza del Pudú, y ahora leyendo tu blog, puedo decirte que ahora desde el extranjero, el chileno es un acúmulo de historia. Yo creo que en gran medida, ese grado de represión de no reírse públicamente viene del tiempo de la cultura militar. Es mucho mejor ver la vida bajo el prisma de la risa, y se vive más.
Soy de risa fuerte, y si puedo herir suceptibilidades pido disculpas pero me río igual. Jajaja lograré el éxito cuando no pida disculpas.

Bueno, un abrazo, y para mí la mejor plataforma sigue siendo el blog. Un gusto leerte.

Bye =)

Karina dijo...

hahahaha, me encantas. Gracias por todos los días traer un poquito de humor a mi vida. En cuanto al artículo, muy bueno, incita mucho a la reflexión.

Moyra dijo...

Excelente post. Excelente tenerlo en mi TL.

Saludos.
@MoyraChellew

Anónimo dijo...

¿Quién eres? Me encantan tus (no)aportes. Te he leído en twitter y hoy pillé tu blog, es un agrado -para mí- leerte y espero que no dejes de escribir, ni opinar- digan lo q digan! Un abrazo y paz para ti :)

Bizaca dijo...

NOTABLE!!!!!! ...... 100% de acuerdo con tus argumentos.
CREO QUE CASI TODO LO QUE QUERIA DECIR YA LO DIJERON OTROS...... QUE GUSTO ENCONTRAR TU BLOG.....SEGUIRÉ VISITANDOLO....

Anónimo dijo...

Te doy un temita. Trabajo de empaque, y veo todos los dias a la patética gente haciendo sus compras. Hay especímenes de todo tipo, pero lo más usual es ver a la pareja, la vieja mandando enojada como si todo el mundo se fijara en lo torpe que es su marido, y el marido con cara de culo diciendo cosas a regañadientes para que sí las escuchen la cajera, el empaque, y las personas que le siguen en la fila. Están los que se enojan y echan la culpa a los demás por su propia estupidez, y supieras todas las que nos tocan a los profesionales de la bolsa como yo. "Ayy, deme una bolsitaaaa??? (con cara de deficiente mental), que se me puede romper, mire que voy a x cuadras y mire lo que llevo (que mierda me interesa), jejejej (risita sínica y con dignidad cero)..." y sólo para pedir una miserable bolsa. Están también los que se empacan solos, enojados, con cara de odio, y Pésimo, sólo porque ningún empaque estubo ahí para atenderlos... hay mucho que observar... y entretenerse en algo tan No Aportativo como esto...

Leo Morales González. dijo...

Queno: te dejo unas notas que escribi mientras leia tu texto.

- Desde la psicología, es muy valido respetar los estados emocionales de las personas, dejarlas que vivencien sus emociones negativas y/o positivas. No intentar cambiar porque “creamos” que puede ser mejor… eso, es solo una percepción propia y no tiene que ver con el otro. Más empatía es quizá lo que se pide en ciertos momentos.

- Adecuación a las normas sociales, morales o legislativas debiesen conllevar un estado mental y emocional positivo para quitarles un poco la frialdad y la “lata” con que se aceptan aquellas normas.

- Recuerda Queno que histórica, social y culturalmente muchos traen el “conservadurismo” casi en su ADN. Somos muy pocos los que reímos con cada cosa y disfrutamos de una vida sencilla y menos grave que el resto.

- Dato freak: en mi familia (sin ser una regla tácita) los velorios los vivimos entre risas y llantos, pues, como bien lo dices, “existen momentos difíciles”, pero dentro de ellos, hay también recuerdos de algún momento alegre vivido y compartido. Recordar eso, le da un tono más gris al oscurecimiento del momento.

- Ojo, es distinto estar alegre, que vivir en un estado de ánimo positivo. Emociones y sentimientos son distintos. Cuando nos decidimos a vivir bajo estados de ánimo (o sentimientos) positivos, la vida misma sabe mas grata.

Buena forma de pensar en general, si tan solo 1/4 de los chilenos pensaran así, otro gallo cantaría (y no me refiero al pollo fuentes eh) saludos

Mafe dijo...

Me gustó mucho este escrito en particular.

Buenisimo.

Stephen Walls dijo...

Tener seriedad NO significa NO Reír

Javialena dijo...

Sabes porque creo que pasa? cuando estamos muy tristes, o en una situación complicada, recurrimos a la autocompasión.
Nos lamentamos por todo y buscamos la lástima de los demás. "Ay! pobre de mi! que mala suerte tengo, porque todo me pasa a mi?"
Claro, si alguien llega y se ríe de la situación, se la toma con humor, hace la situación mas llevadera, mas amable... contrario a lo que la gente quiere, sufrir rodeado de apoyo y atención de los demás.

A la gente le hace sentir importante tener problemas, somos bien raros.

Pero entiendo lo que dices, y aunque yo también critico a veces los comentarios "fuera de lugar", en el fondo se agradecen :), y en algo ayudan, de hecho en mucho.
Ojala la gente se riera mas con una "desubicada" grande, y dejara de llorar tanto :) ... A nadie hace feliz eso.