La primera multiherramienta (strogonoff)

12.11.08

Nuevamente recurro al archivo histórico. Aquí les dejo -de nuevo- este post, directamente de nuestro servicio de utilidad pública.

El mítico lápiz Bic, precursor de la marca de encendedores, máquinas de afeitar e incluso pilas, sirve para mucho más que para lo que fue creado.

Inicialmente fue pensado como una alternativa económica a las costosas lapiceras a tinta. Un lápiz desechable, que cuando se le terminaba la tinta era botado a la basura. Probablemente uno de los primeros bienes desechables de los que se tenga recuerdo.

Pero el lápiz Bic trascendió su propia existencia. Y en la práctica, escribir se transformó en uno más de sus múltiples usos posibles. Seguro todos recuedan alguno con particular cariño. Después, la marca ha sacado infinidad de modelos, con mejores diseños, ergonométricos, de colores antes impensados. Incluso recuerdo uno que traía 4 colores en un lápiz, con un sofisticado sistema de resortes para cambiar de uno a otro. Pero ninguno ha podido superar –siquiera igualar –al original, al fiel, ése que se reventaba en los bolsillos en los días de calor, dejando el pantalón gris escolar o la camisa inservibles.

Vaya aquí mi homenaje para aquel prócer de la democratización de la escritura, que sin duda permitió que muchos plasmaran sus aportes –y no aportes –en el papel. Y vaya también, por supuesto, una lista con algunos usos alternativos. Qué cortalumas o herramienta multiuso, todo lo que uno necesita es esta pequeña maravilla.

Rebobinar un cassette. Un uso más bien nostálgico, claro está. Pero, ¿quién de nosotros no ahorró pilas del walkman girando –a la velocidad que la propia motricidad lo permitiera –el cassette en el aire? Servía, además, para ahorrar tiempo: mientras uno escuchaba el cassette de, digamos, Cindy Lauper, con el Bic retrocedía el de Roxette. Tiempos aquellos. Incluso conocí a alguien que lo hacía como entretención, llegando al final de la cinta sólo para cambiar el lápiz de hoyito y empezar hacia el otro lado. Está bien, no conocí a nadie. Era yo. Y me entretenía.

Tirar papelitos. Se usaba, obviamente, sólo el tubo exterior. Este siempre fue mi uso predilecto. Vaya a saber uno cómo, llegué a desarrollar velocidades de disparo realmente alucinantes, amén de una no despreciable puntería. Recuerdo esas guerras en medio de las clases más aburridas del colegio, donde un papelito bien puesto en la parte posterior del lóbulo de la oreja podía lograr un grito que ponía algo de emoción a esas aburridas sesiones escolares. Una variante –que nunca me agradó –era con cascaritas de naranja. Nunca alcanzaban la fuerza de impacto del papelito, y era más difícil calibrar el disparo. Sin duda una vertiente para amateurs.

Sacar puntos negros. Un uso francamente repugnante. Nunca he entendido esa manía del género femenino –sé que generalizo, perdónenme las pocas excepciones –por sacar puntos negros, espinillas, granos y demás imperfecciones cutáneas. El hecho es que vi con mis propios ojos cómo, despojado de sus entrañas, el tubo del lápiz era apretado contra la epidermis, quedando la imperfección a eliminar en el agujero donde iría la tinta. La presión homogénea del tubo hacía que el divieso en cuestión saliera expelido. Simplemente asqueroso. Aunque efectivo. Nunca lo experimenté personalmente, y espero mantenerlo así.

Traqueotomía. Un uso mítico. Quién no ha escuchado eso de que, si alguien se atora con algo y no hay más a qué echar mano, basta con clavar el Bic en la tráquea –bajo el nivel del cuerpo extraño, claro –para salvar la vida del atorado y evitar un cadáver. Nunca he visto algo así, ni conocido a nadie que personalmente lo haya visto. Claro, siempre existe el vecino del amigo de la tía de. Algunos dicen que la traqueotomía del célebre don Miguel sería de esta clase. No me consta.

Alcanzar lugares de difícil acceso. El uso universal, que comparte con muchos otros implementos como palillos para tejer u otro tipo de lápices. Puede tratarse de un sector difícil de alcanzar en la espalda, o de un brazo enyesado, caso en el cual se usa para rascarse. Pero lo más común es que se trate de una oreja, o en casos más arriesgados, la nariz. La parte posterior de la tapa –ésa que sirve para agarrar el lápiz a un bolsillo, por ejemplo –sirve particularmente para escarbar, e incluso limpiar, una oreja desaseada. Me reservo la información sobre si la he utilizado.

Sacarse restos de comida de entre los dientes. La citada parte posterior de la tapa sirve perfectamente para estos fines, aunque hay que tener ojo de no mezclar sus usos. Ser ordenado y usar, por ejemplo, el azul para la oreja y el rojo para los dientes, puede ser de ayuda. Si se le olvida cuál es cuál, puede actuar bajo su propio riesgo. O buscar otro implemento, si prefiere irse a la segura.

Llave de tuercas. Aunque parezca increíble, es un relativamente extendido uso, que incluso se recomienda en foros de Internet, entre computines que desarman sus Playstation 3, creo. El asunto es que el aparato en cuestión tiene unos pernos (de los con hilo, no los dueños del aparato) de difícil acceso, y la forma de sacarlos es la siguiente: se calienta con un encendedor la punta del tubo, y cuando está blanda se presiona contra el perno en cuestión. El lápiz, al enfriarse, queda con la forma del perno y permite usarlo como una llave para sacar las tuercas. Seguro este uso lo inventó un chileno, nadie más puede haber pensado en algo así.

Y usted, estimado, estimada... ¿para qué ha usado el dichoso implemento?

19 no aportaron:

Ale dijo...

Yo los usaba para hacer torpedos.
Sí, torpedos escolares.
Como el tubo tenía un efecto de prisma o lupa, servía a la perfección para introducir papelitos alargados escritos microscópicamente o impresos en letra 4 (de preferencia en impresora láser).
Como la mayoría de los profesores eran vetustos miopes, astigmáticos e hipermétromes, no había posibilidad alguna que alzanzaran a leer el texto en el interior del noble e inocente artículo escolar.
Ese es mi aporte de hoy.
Saludos!

montt (el que no dibuja ni palitos) dijo...

pues el lápiz bic sirve para generar sentimientos de identidad y pertenencia:

hay más de 7.000 miembros en variados grupos de facebook que hacen referencia a la función rebobinadora del lapiz bic (grupos con y sin faltas de ortografía).

solo 30 miembros entre quienes disfrutaban de tirar pedazos de naranja y 36 que prometen haberlo usado como fusil de papeles mojados. hay unos pocos que se enorgullecen de haberlo usado, somo si fuera un símbolo de estatus de algún tipo (por favor dígame cuál).

lo que sí logra el bic es juntar a gente muy fome, sino junte valor y aventúrese en los comentarios de los miembros de estos grupos.

montt (el que no dibuja ni palitos) dijo...

además de lápices, encendedores, máquinas de afeitar y celulares, Bic auspicia eventos de tracendental interés para el mundo de la acrobacia lapicística:

¡el campeonato europeo de pen spinning que tuvo su grandísima final el pasado seis de noviembre!

Natur dijo...

tuve la suerte de pasar mis años de escolaridad en un liceo de riesgo social por decirlo menos, dentro de los especimentes del entorno varios o usaban para jalar coca, medicamentos molidos o cuakquier cosa blanca en polvo ... no me extrañaria que ahora sea un material de carrete par hacer los chili willy ... gente enferma!

Victoria dijo...

Bueno este lapiz tiene punta de tunsteno(o como se escriba) por lo cual es muy util para abrir latas XD! jajaja un tarro de leche condensada por ejemplo XD ademas me amarro el pelo con él(despues de lavarlo )

:) bye

menosmal dijo...

el rebobinado de cassettes es el uso más nostálgico de este hermoso lápiz, sin embargo, dejo como "aporte" mi amor hacia el lápiz bic negro punta normal (el clásico), y NO ASI, a ese horrible lápiz BIC amarillo de punta fina. Nada más desagradable que los lápices pasta de punta fina.
salud

Ale dijo...

Yo estoy con menosmal. Nada "más pior" que el lápiz bic de punta fina; cualquiera de punta fina, en realidad.
Sobre todo para una que tiene letra tamaño familiar. Y ni hablar de escribir con la hoja directo sobre la mesa... no, no, a mí me gusta con por lo menos 3 hojas debajo.
Feliz jueves. Ánimo, falta poco.

Jira dijo...

La verdad es que siempre preferi los lapices mina antes que el Bic, tienen la punta mucho mas gruesa y gracias a eso la letra salia mas bonita, y como la mia dejaba bastante que desear... Claro, luego los profes con problema de visión reclamaban por hacerlo sin lapiz pasta, que los de minas eran para los niños de basica...

Fran dijo...

Vuelvo a una duda existencial que creo que se planteó en la primera edición de este post...
alguien puede explicar para que chucha es el hoyito en el tubo?
Porque eso de que "para que el lápiz" respire, me huele a chiva. O sea que si tapo el hoyito, ¿el lápiz... se muere asfixiado?

Anónimo dijo...

La verdad, no hay juego mas piola que ' la BIC ', tirar y, si te toca agujero, el otro le pega, y si toca bic, vos le pegas. Así perdi como 3 BIC y rompí: 0
XD, gran utilidad la de las BIC.

Ariel

Anónimo dijo...

PD: el agujero es para jugar a la BIC

montt (el que no dibuja ni palitos) dijo...

Fran,

El hoyito del BIC es para que funcione la lapicera. Como la tapa superior (esa que es deliciosamente masticable) y la unión entre la sección que lleva la tinta y el coberto plástico son herméticos, sin el flujo de aire la pasta (porque la gracia del BIC es que es a pasta y no tinta) no podría salir porque no hay suficiente presión para compensar.

Jira dijo...

Señor anonimo,la verdad es que comparto 100% el uso del lapiz Bic, aunque lo jugaba de otra manera, por turnos, cada uno con su bic, si te salia agujero pegas una vez, si te toca bic, pegas dos veces, el que logra destruirle la parte donde dice bic primero gana, de verdad no pasa muy desapersivido en periodos de clases pero si es entretenido.

Fran dijo...

Mhjmhm.
Pucha, me hubiera gustado asesinar a un BIC por asfixia.
Aunque, convenganmos que el hoyito famoso es un poco innecesario porque siempre se pierde o se sale la tapita trasera. Y eso permite la respiración, no?

kegol dijo...

Es, y por lejos, el pinche más eficiente...Es más, cuando el calor me mata y no soporto un segundo más mi mata de pelo, lo primero que busco en mi cartera es un lápiz (puede ser porque en mi cartera es poco probable encontrar otra cosa, pero el punto es que lo busco a él)...además es una herramienta útil para la manicure...

Williro dijo...

Yo ocupé un lapiz BIC gastado para hacer un dibujo con relieve en una lámina de cobre, eso fue lo que nos recomendó la profe. También marqué a mis compañeros como ganado calentando la punta frotandola con fuerza en la mesa.

Katty_runrun dijo...

de "mata cola"
jajajaj

Mathilde dijo...

jajajajaja no hay que amar los puntos negros para estar de acuerdo en que la tecnica de sacarlos con un lapiz es increible!
nunca la habia escuchado ni se me habria ocurrido tampoco...
algun dia la pondre a prueba =o)

lo de la traquea: mejor no intentarlo

Crazy Drile™ dijo...

jajajajajja Excelente blog!

Saludos

Crazy Drile