Influenza humana, gripe porcina, AH1N1 o el Apocalipsis

20.5.09

Ya me tienen hinchado con la famosa “influenza humana”. Partiendo por el nombre, y continuando con la paranoia desatada. Es un brote. No, una epidemia. Epidemia no, pandemia. Todo muy apocalíptico. Y al final de los finales, resulta que hay algunos contagiados, que no presentan más síntomas que los de un resfrío común. Ni uno solo grave. Todavía no se sabe de un caso con riesgo vital, y si ni periodistas ni doctores han pronunciado eso de “riesgo vital” es porque no estamos ni cerca. Vamos viendo.

Primero hablaron de “gripe porcina”. Tenía lógica, luego de la crisis de la “gripe aviar” y el mal de las “vacas locas”. Se trataba simplemente de seguir con las enfermedades en clave granjera. Ya habría tiempo para la “influenza caballar”, “el mal del conejo caliente”, la “disfunción del burro”. Pero no. Tenía que aparecer un creativo y cambiarle el nombre por “influenza humana”. Un genio del marketing, un iluminado. La explicación es que este es un virus que afecta a los humanos, ergo, se debe llamar influenza humana. Bajo esa lógica, desde ahora deberemos hablar de cáncer humano, sida humano, resfrío humano, hemorroides humano, stress humano y un largo etcétera de males que afectan a nuestra especie. Así no se puede. No es práctico, señores. Abogo por la economía del lenguaje.

Pero no, vamos insistiendo con la influenza humana. Peor aún: los periodistas, en su afán por clarificar conceptos, por iluminar al vulgo y sacarlo de la penumbra permanente en que se encuentra, han optado por hablar de “influenza humana, ex gripe porcina”, tal como esas calles a las que cambian el nombre pero siguen por los siglos de los siglos manteniendo, incluso en los carteles, su nombre original (recuerdo en este momento dos: ex Marcoleta y ex La Caridad, nombradas actualmente con rimbombantes nombres de personajes extranjeros, prácticamente impronunciables, por los que nadie conoce las mentadas calles). Pero volvamos a la influenza.

Como si fuera poco con lo de influenza humana, y como si fuéramos robots, ahora la moda es hablar de la influenza AH1N1. Está bien, será el nombre oficial, científico, la cepa o lo que quieran, pero nadie va a contar, el día de mañana, que alguna vez se contagió de AH1N1. Esa puede ser una enfermedad que afecte a C3PO o R2D2, pero se contradice absolutamente con la definición de humana que tanto se escucha por ahí. Así que vamos parando la tontera, por favor.

Y ahora resulta que la influenza famosa llegó a Chile. ¡¡¡Al fin!!! Me estaba preocupando ya esta marginación de la comunidad internacional. Todo el mundo pendiente del tema, y ni un solo caso chileno. Ni uno. Este era un tema, aunque nos duela, donde no había presencia chilena. Nada del chileno que trabajaba en el resort en Cancún, ni del turista que se agarró el virus en su viaje por Miami, nada de nada. Chile brillaba por su ausencia. Y eso, reconozcámoslo de una vez por todas, hería profundamente nuestro orgullo patrio, ése acostumbrado a figurar en toda tragedia, por más lejana que ésta sea.

Aparecieron casos en Argentina, Brasil, Perú. El mundo se contagiaba a la velocidad de un estornudo, pero en Chile nada. Las autoridades jactándose de ser un país libre de la pandemia, pero revolviéndose en las noches en sus camas, atormentados por esta exclusión evidente del concierto internacional. Alguno seguro hasta pensó alegar ante alguna corte internacional por esta injusta discriminación.
Hasta que llegó, claro. Tres turistas que la importaron directamente de República Dominicana, probablemente escondida entre las trenzas de sus peinados, pecado imperdonable e inevitable de las viajeras locales a cualquier zona caribeña. Ahí, escondido y a buen resguardo de los sensores y censores del SAG, MINSAL, ISP y tantas otras siglas que buscaban mantener esta insostenible marginación nacional. Ellas y sus trenzas ingresaron victoriosas portando el codiciado virus. Al fin somos parte del mundo.

Casi en paralelo, un joven prócer aportaba con lo suyo. Porque si íbamos a insertarnos en el mapa del AH1N1, debíamos hacerlo como correspondía. Secretamente incubó el virus –aún nadie sabe dónde lo consiguió –y simplemente se enfermó. Clemente, ese héroe nacional, logró lo que las viajeras no pudieron: generar una sicosis absoluta, con cierre de colegios, declaraciones de las autoridades, medios de comunicación vueltos locos, todos presagiando el fin del mundo, la pandemia, el acabóse. Él, mientras tanto, almorzaba en su casa y saludaba a los periodistas desde la ventana, contándoles que “vi a mi mamá en la tele”. Ésa es prestancia. Nos ubica de un empujón a la cabeza en Sudamérica –en este minuto, hay 16 casos confirmados, el número más alto de la región –y ni se inmuta. Un ídolo total.

El país corre a las farmacias, olvidándose de la colusión. Aquí nada importa, hay que comprar mascarillas, jabón en gel, pañuelos desechables, antigripales, vitamina C, lo que sea. La influenza ha logrado que ni siquiera el SERNAC se preocupe de pesquisar los precios de estos productos en las diferentes farmacias. Tampoco podrían: todo está agotado.

Es el fin, señores, a prepararse. Me extraña que aún nadie haya aparecido con la cita precisa del Apocalipsis que remite a los cerdos, o con la profecía certera de Nostradamus. Ni Ayllún ni Yolanda Sultana ni los horóscopos dicen nada. Es que no vale la pena decirlo. El fin se acerca. Es la rebelión de los chanchos, Napoleón, Snowball y compañía nos toman por asalto. Todos los animales somos iguales, pero algunos somos más iguales que otros. Dios nos pille confesados, vacunados, con mascarillas y bien lavados de manos.

20 no aportaron:

racuna dijo...

Genial como siempre, de hecho yo opino lo mismo. Después se dirá que no era más que una gripe normal. Si de biología básica se sabe que el virus de la gripe va mutando, por eso nos resfriamos todos los años y los anticuerpos del año pasado no nos sirven de nuevo, así que no veo porqué tanta alarma.

A su listado de enfermedades animales le faltó la clásica "tos de perro" :) saludos.

Rooven dijo...

Estoy en completo acuerdo, tanto misterio por una gripe, como si no hubiera otras enfermedades peores, aunque no estoy a favor de los conspiracionistas, tampoco debemos ser paranoicos.

Salles dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Salles dijo...

Por mi país (México) surcaron los cielos los jinetes del Apocalipsis. Trotaron, miraron, trincharon a unos cuantos, y después de un rato, cansados de que el fin del mundo no provocara la hollywoodense histeria sino la rutinaria paranoia, se largaron a estornudar en la cara de otras personas.


En fin, que por aquí el Apocalipsis ya paso y, como en 31 minutos, justo un segundo después del "fin del mundo" inició otro, idéntico. Yo diría que hasta peor.


Saludos.

Ja dijo...

Estimadísimo Señor que no Aporta:

Se olvidó nombrar entre las enfermedades la temible la tontera humana... Y esa sí que es pandemia!!! Imagínese que ni un solo periodista "de medio" alcanzó a vacunarse...

major tom dijo...

Que bueno que la influenza humana(el nombre me hace recordar lo del "artista antes conocido por Prince")lo haya traído de vuelta a nuestras pistas con este notable comentario.
Claro que se tienen que haber traído el virus en las trencitas que se hacen en la playa para que los que las ven en el lider sepan que anduvieron en punta cana.Tiene mucha lógica.Es usted un gran pensador,señor que no aporta.

Fran dijo...

Claro, y nuestra humilde y autóctona listeria pasó al olvido. La gente ha vuelto en masa a los mesones de fiambrería de los supermercados, comprando toda clase de embutidos, tal vez seguros que las mascarillas y jabón en gel los protegen de todos los bichos, hasta de la listerioris.
También nos olvidamos de la crisis. Mejor perder la pega que ser un contagiado de la terrible "influenza humana AH1N1 ex gripe porcina", obvio.
Miren, si hasta la entrevista que le hizo Camiroaga al asaltante de caminos de Israel pasó sin pena ni gloria. Mhmmm... no, eso no fue por la gripe. Pensándolo mejor, deberían haber dejado que Camiroaga se contagiara. Para convertirlo en mártir.

Anónimo dijo...

¿Que "Todavía no se sabe de un caso con riesgo vital"? Wat!

El que no aporta dijo...

racuna, yo soy más bien humanista, así que de biología... ni la básica. Igual me suena a exageración todo esto.

Se me fue la tos de perro, toda la razón. Se suma a la lista.
---------

Rooven, me perdí en eso de los conspiracionistas y los paranoicos... ¿tocan juntos?
---------

Salles, así con los Jinetes. Bien que hayan pasado por su país. Para que sepa, en el mío tienen sus caballerizas, y si no me equivoco, hasta la ciudadanía. Además, acá nació la guagua apocalíptica, lo que no es poco.
---------

Ja, ¿eso de "periodista `de medio´" fue para no herir el orgullo del autor periodista? Agradezco su delicadeza, pero sepa usted que entre los periodistas "de no medios" los tontos también abundan.
---------

major tom, vaya paradoja, diría JM. Mientras la AH1N1 se lleva a algunos, a otros nos trae de vuelta.

Sobre las trencitas, ojo, que no sólo sirven para el Lider (que claro que sirven, por cierto). Muy cotizadas son también para lucirlas en gimnasios, malls y cualquier otro lugar donde la mayor cantidad de gente posible las vea. ¡Imagínese la frustración de esa pobre, que invirtió en las trencitas para venirse directo a una pieza aislada en la clínica!
---------

Fran, ojalá se hubiera contagiado Israel... pero eso sería demasiado bueno para ser cierto.

En todo caso, la famosa AH1N1 nos ha hecho olvidarnos de todo, incluso del pobre Benedetti, cuya muerte se vio opacada, al menos por estos lados, por la infame epidemia.
---------

Anónimo, lo de "sin casos con riesgo vital" era cuando escribí el texto. No es mi culpa que llegue tarde -y anónimamente, además- a visitar este espacio.

Por lo demás, si va a caer en la insoportabilidad de usar términos extranjeros (visite www.manualdelinsoportable.blogspot.com para más referencias), úselos bien: es what, no wat.

chucao dijo...

Muy de acuerdo con el señor este que escribe sandeces. Conspiranoico o no, claramente los que fabrican los antivirales se han hecho el pino entiempos de crisis, y eso que su eficacia es cuando menos discreta. Para que hablar del medio interno, la listeriosis si que te mata. Me pueden estornudar un montón de gente en una micro y viviré, pero podría perder higado y riñones, sino la vida por comer pan con chancho. OMG!!, capaz que por eso le cambiaron el nombre a humana, para que "porcina" no se relacione con los productos cárneos tan vapuleados.
En fin, suma y sigue.
Saludos

Pablo. Mi punto de vista dijo...

No es la rebelión de los chanchos, ni la venganza de Napoleón, tampoco es una broma telefonica, ni una estrategia politica, ni siquiera una prediccion de yolanda sultana y mucho menos el fin del mundo.

Es una epidemia real, estan muriendo personas y simplemente hay que tomar medidas estándares de prevención.

En mi pais, (no sé si en el tuyo...)existe el aglomeramiento de gente en el metro, la sobrepoblacion en las calles, en las universidades y en los hospitales.

Acaba de morir la primera persona en sudamerica por causa de la influenza humana y en chile hay más de 300 personas contagiadas.

ojalá no camines por la calle con una mascarilla tapando tu boca.
Por la boca muere el pez.


saludos.

Juez y Parte dijo...

Buena la referencia a Orwell.

Respecto a lo que escribe "Pablo. Mi punto de vista" (vaya nick): Se equivoca de pe a pa. ¿Sabe cuánta gente muere de resfrío común al año? Acá en Perú, van más de 150. Gente pobre en el sur sufre todos los años las heladas y no necesitan de rimbombantes nombres, con un resfrío común que se complica están más que jodidos.

Y eso sucede en todas partes del mundo en donde hay algunos factores: frío, más pobreza, más desnutrición, más pésimas (o ninguna) políticas de salud, y la lista continúa.

La AH1N1 es más chic. Los colegios de primera con viajes de promoción al Caribe la han traído al país, y hasta donde recuerdo también a Chile.

Ergo, los medios dedicarán horas de horas a la semana a tremenda noticia. Y claro, por ahí algún medio rellenará su espacio con unos minutos (frente a las horas de horas) comentando los más de 150 muertos por la gripe común.

Y eso que no hablamos de los presupuesto por el gobierno destinados a una u otra gripe.

J^P

PD: Si se aparece por acá algún purista a decirme que caigo en un error al usar indistintamente gripe o resfrío, me adelanto: ya lo sé. Y es que no conozco la diferencia. Y no me interesa saberla.

J^P

j_major dijo...

creo que la industria del cerdo pidio que le quiten el mote de "porcina" a la influenza y tocó buscar un nombre de algo que no toque otra industria.
después de todo, nadie vende ah1's

Pablo. Mi punto de vista :: dijo...

El virus se llama ah1n1, es un poco enredado para memorizarlo.
El termino "gripe porcina" las personas lo asociaron inmediatamente al cerdo, en consecuencia, nadie compraba carne ni productos provinientes de éste.

Ahora se llama influenza humana.

Todos sabemos que la influenza humana es paralela y similar al resfrio o gripe comun, pero un poco más fuerte y como es una enfermedad nueva, causa revuelo entre todos, acarriandole fama y más fama.

Cuando digo todos, es todos y creo que subestimar a las personas y burlarse del trabajo de algunos comunicadores, no es justo.

A ti nadie te insulta ni critica, debes entender los diferentes puntos de vista de cada persona.

Poe ende, tus comentarios connotan algo que va más allá de la sociedad, porque realmente el tema de la influenza humana no te interesa.
Me queda la impresion que estas resentido por otras causas y te sientes impotente de no poder hacer nada. Si quieres cambiar el mundo parte por ti primero, que con esa actitud no conseguiras muchas cosas.

saludos.

ICE-MAN dijo...

Igual me hiciste reír. Concuerdo en lo q dices acerca de 'humana' me sigue pareciendo redundante y poco original. Era necesario sacar lo de porcina xq la gente se confundía (a pesar de las innumerables explicaciones) pero el cambio debió haber sido, no sé, distinto. Me quedo con A H1N1

Ja dijo...

Uf! llegué tarde para comentar el punto de vista de Pablo...

Qué pena que en tu país haya aglomeraciones en el metro, las universidades y en los hospitales; acá no pasa eso, ¿metro lleno? ¿hospitales que no dan abasto? ¿alguien ha visto una atrocidad así de in-humana por aquí?

Y... eh, creo que sí, estás criticando a Juez y Parte, por lo que alguien sí lo critica. Qué suerte para él!!!

Ja dijo...

Uf! llegué tarde para comentar el punto de vista de Pablo...

Qué pena que en tu país haya aglomeraciones en el metro, las universidades y en los hospitales; acá no pasa eso, ¿metro lleno? ¿hospitales que no dan abasto? ¿alguien ha visto una atrocidad así de in-humana por aquí?

Y... eh, creo que sí, estás criticando a Juez y Parte, por lo que alguien sí lo critica. Qué suerte para él!!!

vidalchu dijo...

Creo que, aparte del consiguiente revuelo y el negocio que supone para las farmacéuticas, el asunto puede salirse de madre y en varias direcciones inciertas.
Lo apocalípticos están de enhorabuena y en plena campaña con el dichoso microbio, y el personal se está acojonando y se pone en manos de los gobernantes por si acaso le toca.
Yo no sé los derroteros que tomará la presente "pandemia", pero los escritos anuncian cosas similares al final de los tiempos. Y, si algo me preocupa sobremanera, es que también está escrito que, al final, saldrán a la luz historias ocultas a conciencia, que darán otra dimensión a las Escrituras, y algo así he encontrado.
Un librito aportó las pistas que me han permitido devolver los escenarios bíblicos a su origen, desde donde todo toma sentido literal.
Lo tenéis a disposición, junto con las pruebas que lo confirman, en www.lascosasdechurruca.com, que está dando que hablar por lo que desvela y anuncia.
Quizá algo más...
El tiempo dirá...

Alex Duran M dijo...

jejej...
otra vez: jejeje..
para no tener nada que aportar es muy divertido, y no solo eso sino tambien que tiene un punto de vista cierto...
Saludos desde colombia...

androp dijo...

1. he visto un video donde analizan el revuelo mediático de esta gripe. Ahí señalan (fuente: OMS) que la cifra de muertes anuales por "diarrea" en el mundo, son 2 millones de personas. (Hasta septiembre del 2009 habia 870 casos mortales en el mundo por ah1n1)
2. en relación a los cambios de nombre, ¿debemos decir ahora Teatro Caupolicán "ex Monumental - ex Caupolicán"?