Uniformismos

25.5.07

Dejando de lado –por un rato– el tema culinario, retomo mi temática lingüística.
Los uniformismos son esos términos y expresiones utilizados por la mayoría de los uniformados de nuestro país, no importa el rango o el color del uniforme, ni si sirve en una institución del Estado o en una empresa privada.

El uniformado tiene un idioma propio. Pero no sólo eso. También tiene un tono de voz propio. Ese tono oficial para referirse incluso a cosas del diario vivir. Lo puedo ver, sentado a la mesa, pidiendo a su señora en tono solemne que proceda a facilitarle la sal, de lo contrario tendrá que hacer uso de las atribuciones que la ley señala para estos casos.

Muchas veces los comunes y silvestres civiles no comprendemos a cabalidad los términos, el idioma, las motivaciones, la vida misma de los uniformados. En un supremo esfuerzo por ayudar en la comprensión de estos dos mundos, aquí va una enumeración de los vocablos que usted debe, como mínimo, conocer.

Una salvedad: los miembros de la policía de investigaciones o “civil” califican, para estos efectos, como uniformados.

Proceder a. El uniformado no hace las cosas, sino que procede a hacerlas. Aunque por lo general esto suena divertido, pintoresco y varios otros adjetivos, hay situaciones en las que simplemente aparece como increíble. Como cuando el carabinero sobreviviente de la tragedia del río Teno contaba que, junto a su fallecido camarada, “procedieron a ingresar al agua”. Las imágenes captadas por la televisión eran elocuentes: lo que en realidad pasó fue que el río procedió a llevárselos, con las conocidas consecuencias. Este verbo, predilecto de los uniformados de todos los rangos de nuestra nación, ha masificado el uso de otro gran término, que continúa con esta lista.

El procedimiento. Sirve para denominar cualquier cosa. Desde un operativo que desbarata una red de tráfico de drogas –será descrito como un procedimiento antidrogas– hasta el arreglo del techo del retén, en lo que será denominado un procedimiento de mantención. Este vocablo, adoptado por otros gremios como el periodismo, surge de la ya descrita obsesión del personal uniformado por proceder a cualquier cosa.

El efectivo. Sirve para denominar a cualquier uniformado. Hay, eso sí, variaciones dentro de esta clasificación: están, por ejemplo, el efectivo policial, el efectivo militar y el efectivo bomberil. No pocos habrán notado la paradoja de esta denominación, considerando que la mayoría de las veces estos personajes son lo menos efectivo que puede existir.

El antisocial. No es el que no gusta de la compañía o los eventos. No se trata de la Némesis de Juanito Yarur, Julita Astaburuaga o Mary Rose Mac Gill. Es simplemente el término escogido por los uniformados para referirse al delincuente, malhechor o truhán que asola nuestras ciudades cometiendo sus fechorías.

El recinto. Este gusta mucho también. Sirve para referirse a cualquier casa, edificio o construcción de las más diversas características y fines. Así como con los efectivos, también hay varias subcategorías: el recinto penitenciario –imposible llamarlo cárcel, claro–, el recinto asistencial –léase hospital, posta o consultorio–, el recinto educacional para hablar de un colegio, universidad o instituto. Y así se podría seguir hasta el infinito.

La institución. Término utilizado para referirse a la rama o empresa en la cual el efectivo desempeña funciones. Así, el carabinero al hablar de la institución se refiere a Carabineros de Chile, el militar al Ejército y el guardia de seguridad a la empresa para la cual trabaja. Lo curioso es que hablan de la institución como si fuera una persona: muchas veces la institución piensa algo, y otras tantas siente. Por eso lo de “el sentir de la institución”. Los demás efectivos de la institución son siempre los "compañeros de armas". Espantoso.

Hablar en clave. Algo que simplemente los desquicia. No hay nada que pueda gustar más a los efectivos de cualquier institución que hablar en clave, ojalá por medio de radios. Así, no es raro que informen –además de la realización de tal o cual procedimiento– la ocurrencia de, digamos, un “doceveinticuatro”, o un “PPI (se pronuncia pepeí) en progreso”. Además, los mismos uniformados adoptan nombres como “base uno” o cualquier sigla de origen incomprensible. Esta es una obsesión que cruza todos los estratos uniformísticos. Sin ir más lejos ayer, en un reconocido mall santiaguino, procedí a dirigirme a mi automóvil con mi muy embarazada cónyuge, para lo cual debía cruzar el mall a una hora en la que se encuentra cerrado al público. El guardia nos informó que debíamos dar la vuelta por fuera, pero ante la evidente preñez de mi señora optó por dejarnos pasar, previo aviso –vía radio– a un guardia que en ese momento se encontraba a unos 15 metros. Nada de “oye Lucho, va una señora con guata”. No señor. La cosa fue más o menos así:
-Mall uno a mall tres. (bis)
-Aquí mall tres, cambio.
-Va una pareja al estacionamiento, pasaron porque la señora va embarazada, cambio.
-Copiado mall uno, los veo, cambio.
-OK mall tres, por favor acompáñelos, cambio.
-Entendido mall uno, fuera.

Lo ridículo es que nosotros íbamos caminando, y en medio de los dos guardias los veíamos y escuchábamos a ambos. Y en directo, no por la radio.

Tomar contacto visual. La forma rebuscada para decir que vio algo. Así, no es raro escuchar cómo el efectivo de una determinada institución, en su relato, cuenta haber tomado contacto visual con la persona encontrada, con el auto desbarrancado o con cualquier cosa que se encuentre luego de haber estado perdida.

El recurso loco. Utilizado frecuentemente para referirse al preciado molusco, en especial para comunicar decomisos en tiempos de veda. Nunca he llegado a comprender por qué no se habla simplemente de los locos, o cuando se quiere evitar la repetición, intercalando loco y recurso. Pero “recurso loco” es francamente impresentable. Aunque más impresentable es extenderlo a otros recursos. Hace pocos días escuché en la radio a un efectivo de carabineros de una ciudad de la Región de los Lagos refiriéndose al decomiso de un cargamento de “recurso chorito” que estaba contaminado con marea roja. Si el recurso loco ya es mucho, el recurso chorito simplemente es de otro planeta.

Para el final dejé uno que me impactó ayer, cuando lo escuché por la radio. El efectivo narraba el robo que sufrió una exclusiva boutique en la calle Alonso de Córdova. Explicó cómo llegaron los efectivos, en un rápido procedimiento, ante el aviso de la situación. Llegado a ese punto, y recurriendo a una inflexión en su ritmo narrativo, procedió a contar cómo “los antisociales arrancaron de infantería, o sea, corriendo”. Textual. No solamente aplicó un término puramente militar a los asaltantes, sino que además se dio el lujo de explicarlo a los auditores. He de reconocer que me alegró el día. Nadie puede llegar a ese nivel.

25 no aportaron:

Anónimo dijo...

En reirme...
Aca va uno que -lo juro por mis hijos - ocurrio en la vida real. Estabamos en quintay y mi hermano dejo la puerta de su baño cerrada por dentro. Se nos ocurrio entonces, que quiza algun gurdia tendria una herramienta que nos sirviera para forzar la puerta y entrar al dichoso baño... pues bueno, le contamos al guardia de la esquina de mi casa, quien "procedio" a informarle a su superior jerarquico ubicado en la garita central...Despues de todo el saludo de protocolo, y los respectivos "cambio", "me copia", etc...oigo algo del siguiente tenor:
"Atencion central: los propietarios del departamento 102, macrolote 25 han dejado clausurado involuntariamente su washington charly."
PLOP.
(Dicho sea de paso, la formula correcta para hablar de WC seria "whiskey charly", segun la convencion de comunicaciones...)
Un abrazo y buen finde,
Paola

José Miguel dijo...

10-4.
No podemos olvidar el glorioso comienzo que engalana todo procedimiento de descripción de lo ocurrido:
"en circunstancias en que don... se encontraba..."
Todo esto, escrito en un grueso libro de actas con una regla como guía para escribir derechito. Claro que ahora hay computadores.

Fran dijo...

Juajuajua
Sr. que no aporta:
lee usted el pensamiento? Hace años que con mi marido hablamos del "recurso macha", "recurso chorito", "recurso loco", y en general del ·recurso marisco", en alusión a esa abominación del lenguaje...
Clap clap clap clap por este nuevo post.
Eso si, no nos hagas esperar tanto para el próximo pues....

major tom dijo...

Buenìsima,valiò la pena esperar.
El antisocial tambièn es conocido como "el individuo"¿verdad?
Bueno,y el auto,camioneta o patrulla como "la unidad"
Y nunca,pero jamás,debe decirse no o sì,lo correcto es decir "afirmativo"o"negativo".
Y.permitame corregirle señor no aportador,aun a riesgo de incurrir en sus iras,el antisocial nunca pero nunca arranca,aunque sea de infanterìa(que manera de reirme),sino que Se Da a la Fuga.Es como si se entregara,se donara todo él a la fuga,en un acto de generosidad delictiva.

Gran Calafate dijo...

Señor que no aporta, experto lingüistico: ¿donde dejó el arado el uniformado al que se refiere en el segundo párrafo de su graciosa columna? ¿es el arado con el cual el efectivo se gana en sus ratos libres, el sustento del diario vivir?

El que no aporta dijo...

Paola, Washington Charly es de lo mejor que he escuchado. Yo lo hubiera invitado a tomarse un trago, hay que estrujar a esos personajes y sacarles toneladas de frases para el bronce.

José Miguel, siempre un uniformado se referirá a las circunstancias. Y el cuaderno con regla... qué nostalgia. Lo mejor era la velocidad con que escribían y subrayaban. Abismante, llegaba a marear.

Fran, no leo el pensamiento, pero da gusto encontrar gente que se fija en los mismos no aportes que uno. Espero no hacerla esperar tanto, pero las circunstancias últimas no me han permitido actualizar tan seguido como quisiera.

Major, el antisocial es el individuo, como usted señala. Claro que se dan a la fuga, pero lo de infantería... para mí, de lo mejor que he oído.

Gran Calafate, disculpe usted. Ya está arreglado. No se volverá a repetir. Cambio.

madame butterfly dijo...

Señor no aportador
Que manera de reirme,de verdad creo que es lo mejor que le he leido
Dos no aportes, me pregunto donde aprenden caligrafìa los pacos cuando sacan los partes, y la dejan citada al tribunal,les gusta mucho esa frase
Me a tocado por diferentes circunstancias de la vida estar en comidas de uniformados, y los discursos son notables, sobre todo cuando nombran a las bellas damas que nos acompañan hoy......
Y lo otro es que todos sin distincion de rango ni de rama gustan mucho de ponerse anillos, por lo general de piedra roja, y cuando andan de franco le llevan prendedor de corbata o no?
Atte
madam

montt (el que no dibuja ni palitos) dijo...

estimado señor que no aporta y creciente comunidad de no aportadores:

hay que mencionar el goce profundo que produce esta particular forma de hablar en quien procede a utilizarla.

confieso que he pecado de aquello y vaya como lo disfrutaba:

- cuando uno accede a proceder según lo ordenado por el superior no debe por ningún motivo decir "ya" ni menos "voy" ni jamás "altiro, jefe": se dice "conforme" (uno se conforma con la orden, pero no se por qué eso significa que uno la acata y la ejecuta).

- entre pares se habla de los diez-cero (incendio), lo terrible del siete-tres (muerte) o pide ayuda para el seis-cinco (central, ¿¡dónde chucha están los grifos!?).

- pero lo mejor de todo, y esto no va en representación ni de mi ex-compañía, ni menos de la gloriosa "institución" que acogió mis ratos de ocio, sino que de todo uniformado que goce a rabiar de los formalismos que le corren por la sangre: nunca, pero nunca, ha de faltar en un parte o citación acicalado de una bella caligrafía las faltas ortográficas.

no solo se inventan nuevas acepciones sino que se modifican la manera de escribirlos...

juanin dijo...

todos fuimos uniformados durante 12 años y quizas otros un poco mas en el colegio.........

incluso recuerdo algunos inspectores de patio que tenian los mismos codigos
salu2

Ale dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ale dijo...

Montt!! Eras bombero!!
Un motivo más para tenerte buena.
Saludos, colega.

Respecto del vocabulario uniformado, he de decir que me sentí lamentable y vergonzosamente cercana a éste, no porque lo use estando en uniforme y menos en la vida cotidiana, sino por lo curioso que resulta ver como algunos personajes-colegas-bomberos sufren una verdadera transformación con una radio en la mano...
Y para qué decir cuando hay que escribir los "Partes" (para informar de los acontecimientos a la comandancia). Ahí sale todo el carabinero literato que uno lleva dentro...
En circunstancias en que la dueña de casa se encontraba en labores de aseo del animal domestico (o sea, que estaba bañando al perro)...

Que creativos, no?

Claudia dijo...

El uniforme (al uniformado) le da carácter, prestancia y rango; pero basta que se lo saque para que pierda todo su poder y categoría....
¡Es como el traje de superman!
¡Qué triste!

montt (el que no dibuja ni palitos) dijo...

ale, producto del azar el exbombero que aquí suscribe tiene el mismo apellido que aquel montt que dibuja muy lindo y nos deleita todas las mañanas con sus trazos. pero la casualidad llegó hasta ahí no más porque no le dibujo ni palitos...

El que no aporta dijo...

Madam, cuentan que caligrafía no está entre los ramos que se imparten en las instituciones uniformadas. Redacción tampoco. Y varias otras, por cierto.
El anillo y el prendedor son prácticamente parte del uniforme. Y eso de "andar de franco"... ¿De dónde habrá salido?

Don Montt, veo que fue usted efectivo bomberil. Siempre me ha llamado la atención ese pseudo uniformismo de los bomberos, eso de los grados al interior de las compañías, el Comandante del Cuerpo de Bomberos, el lenguaje en clave... en fin. Especie curiosa la de los bomberos. No sé por qué quieren ser como los uniformados, pero en su afán se les pegan también los vicios.

Juanin, claro que fuimos uniformados, pero de otro uniforme. Concuerdo con usted, eso sí, en lo de los inspectores. Siempre sospeché de un pasado uniformado de varios de ellos, en especial de uno que al hablar -como uniformado, por supuesto- se balanceaba, con los pies juntos, de la punta al talón. Ni hablar de la revolución que significó la adopción de las radios para comunicarse con otros inspectores y/o profesores.

Ale, ¿bombera? Así con la igualdad... Debe ser complicado eso de ir cambiándose en el carro camino a los "siniestros", ¿no? Aunque supongo que en cierto punto ya no quedan muchos pudores al interior de la compañía. O del carro.
Son creativos los bomberos, es cierto, si al fin y al cabo usan uniforme. Tómese como ejemplo una de esas citaciones a ejercicios, que siempre tienen un contenido poético innegable.

Claudia, no se equivoque usted. Aunque sí son como los superhéroes, recuerde usted que hay superhéroes que siguen siéndolo con independencia de su vestimenta. Aunque en otros casos todo poder radica en su uniforme. Siempre he sostenido que la prepotencia de los efectivos policiales tiene una razón de ser: en sus casas seguro los manejan con un dedo, cuando tienen la suerte de no ser basureados por sus cónyuges. Y se descargan con el pobre peatón, conductor o antisocial de turno. No hay derecho.

Monnt de nuevo. ¿Ex inglés o alemán? Mire que, aunque a nivel de códigos, vocabulario y costumbres los bomberos son bastante creativos, en cuanto a nacionalidades no salen de esas dos.

madam butterfly dijo...

SEÑOR QUE NO APORTA
queda mucho paño que cortar respecto a los uniformismos, por ejemplo los cortes de pelo,todos iguales de capitan a paje, como lo haran para el mismo molde en todas las cabezas?
Los retenes, hoy en retirada,tendrian salas de parto para las guaguas de reten?
Porque acallaron a los soldados de la tragedia de Antuco,que murieron pq andaban en poleras sin mangas con 20 grados bajo cero ?
VIVAN NUESTRAS FF AA Y DE ORDEN
ATTE
MADAM

roquesito dijo...

y cuando hablan que el delincuente fue reducido...reducido a que me pregunto yo?

El que no aporta dijo...

Madam, no confunda los temas de look militar con los de vocabulario, que son independientes. Junto con el corte de pelo tendría que ir el uso de anteojos oscuros tipo Top Gun, y cuando andan de franco -siempre que el físico lo permita- poleras apretadas y con cuello en V, para lucir los bíceps y el pelo en pecho. Repugnante.

Roquesito, lo reducen a "antisocialito", obvio.
Siempre que oigo eso me acuerdo de los restaurantes en que sirven los platos "con reducción de"... cualquier cosa. Me imagino un buen pedazo de carne con reducción de antisocial. Un lujo de plato, ¿no?

montt (el que no dibuja ni palitos) dijo...

señores,

hemos de notar que todo no-aporte, sea escrito en las actas, en una entrevista en televisión o hacia un contertulio, que realiza un uniformado debe comenzar con:

EN CIRCUNSTANCIAS QUE:

lo que permite reemplazar el coloquial y poco formal "oye, no sabí na', resulta que..." con un tono bastante más grave y propio de quien viste charreteras y pantalones con pinzas.

r dijo...

Le hago un no aporte a su hermoso diccionario paco-español-paco:

Los uniformados no atrapan o agarran a los "sujetos" o "antisociales" sino que los "reducen", una figura verdaderamente poética que siempre me ha gustado.

Lo felicito por su blog.

El que no aporta dijo...

Montt-que-no-dibuja, recuerdo una vez que tuve una colisión (choque) con otro móvil (auto), hace ya bastante tiempo.
Al ir a dejar constancia del siniestro (choque) a la unidad policial (comisaría), el efectivo (paco) de guardia, luego de trazar parsimoniosamente un par de rayas en el libro de actas, procedió a individualizarme (anotar mis datos) y pasó a traducir lo que yo le contaba.

"Entonces yo iba por Vespucio hacia abajo..."

La traducción oficial: "En circunstancias en que el anteriormente individualizado se desplazaba por Avenida Américo Vespucio, en sentido oriente-poniente..."

Se imaginará usted el tiempo que demoré en el trámite.

r, afirmativo. Tiene que ver con un tema de autoestima antisocial. Luego de largos estudios psicológicos, se ha descubierto que si se los reduce a antisocialitos, son menos peligrosos.

Anónimo dijo...

quí habría un subtema relacionado con el "uniformismo" que su Mercé, con la habilidad que ha demostrado en este blog puede desarrollar: lo mal que se expresan los periodistas -sobre todo en televisión-; la escasez de su vocabulario (algunos no salen del "realmente espectacular"); la cantidad de muletillas que usan (ej: los sujetos estaban "en lo que es" la esquina...¡!), y lo enredadas de sus frases. Muchas de sus intervenciones parecen sacadas del Manifiesto de Cantinflas.
Estoy segura que muchos de los fieles seguidores de este blog pueden hacer interesantes no-aportaciones (¿qué tal la palabrita?) al tema.
Mariaelena

El que no aporta dijo...

Mariaelena, vaya usted a la entrada del 28 de febrero, en el archivo que está a mano derecha. Los periodistas fueron oportunamente analizados, de hecho fue uno de los primeros comentarios de este humilde templo de lo que no aporta. Aunque podría haber nuevos comentarios al respecto, claro está. El de los periodistas un gremio que nunca deja de sorprender.

Ediciones Mar del Plata dijo...

gracias por el dato, lo haré. Como soy lectora reciente, no he tenido tiempo de recorrer el blog entero.
Mariaelena

Andrezor dijo...

Afirmativo!

Andrezor dijo...

.. a todo esto, yo pensaba que WC era Water closed, refiriendose al famoso pozo negro que más de alguna vez utilizamos ??