Expresiones para deslumbrar

14.3.07


Si lo que busca es deslumbrar a sus interlocutores, quedar como el glamoroso del grupo o simplemente mirar en menos a quienes lo rodean, aquí van algunas frases que no pueden fallar. Con ellas podrá quedar poco menos que como maestro de maestros, mientras su vista se pierde en el horizonte, claro, porque no se puede rebajar a mirar a quienes lo rodean, a estas alturas observándolo con admiración.
Pero ¡cuidado! Una advertencia: si sus interlocutores no son unos completos imbéciles, absténgase de usar estas frases, que entre gente con algo de cerebro provocarán el efecto contrario. Cualquiera con un mínimo CI –y no es el carnet de identidad, si es lo que está pensando –se reirá en su cara si osa pronunciar alguna de las siguientes expresiones. Como toda frase que no aporta, úsese con precaución y en ambientes apropiados. Y, como siempre, complete la lista.


Es el paradigma. Frase que intenta decir mucho, pero que en el fondo no dice nada. Hay formas mucho más simples y menos rimbombantes de decir las cosas. Por ejemplo. Cuando encuentre que alguien simplemente se pasa de huevón, sólo diga que es un huevón. O el más huevón, si quiere enfatizarlo. O, citando el filme chileno, el rey de los huevones. Pero por favor, no diga “el paradigma del huevón”. Salvo que quiera ser el paradigma del siútico.

Ídolo con pies de barro. Sirve para referirse a cualquier famoso o conocido, incluso algún cercano que uno tenía en buen concepto –la verdad es que para estos efectos casi cualquiera califica como ídolo –que cae en desgracia, se manda un cagazo o simplemente deja de caernos bien. Así, por ejemplo, si uno idolatraba a Marcelo Ríos por su talento deportivo, y se despertaba de madrugada para verlo jugar, podría usar este concepto para referirse a él luego de que ejecutara su micción sobre un vecino en el baño del Liguria. O cuando se trenzó con la policía italiana. O cuando atropelló a su “amigo” Manuel Astorga. O cuando lloró en pantalla por el cagazo discotequero. A qué seguir, me parece que queda claro. El Chino Ríos es, sin duda alguna, el paradigma del ídolo con pies de barro.

Un balde de agua fría. Esta es una gran frase. Sobre todo si es seguida de un “para las aspiraciones…”. Recuerdo a más de un periodista deportivo, en plena transmisión de un partido de la selección nacional en alguna eliminatoria mundialista, que calificaba un gol en contra como “un balde de agua fría para las aspiraciones de la selección”. Incluso alguno llegó más lejos y lo calificó como “un balde de agua fría para las aspiraciones de Juvenal”. Usted puede usarla siempre que algo haga fracasar sus aspiraciones. Aunque hay alternativas menos cliché: “hasta aquí no más llegamos”, “nos jodimos” o, simplemente, “se fue todo a la mierda”.

Plantar un árbol, tener un hijo, escribir un libro. Para un amante de los lugares comunes, las tres cosas que hay que hacer en la vida. Y lo peor no es que se lo crean, que para eso serán imbéciles, y es problema suyo. Pero lo andan pregonando. O sea, son imbéciles con afanes de publicidad. No hay paciencia. Claro, no voy a discutir que son tres cosas bonitas, o si se quiere fundamentales, que hacer en la vida. Pero para mí están sobrevaloradas; dónde queda “dormirse una siesta cuchareada”, “comerse un completo en el Dominó”, “bañarse en pelotas” o “sabanear un peo”. Esas sí son cosas que hay que hacer en la vida.

Menos es más. Frase muy socorrida por artistas, arquitectos, diseñadores y otros personajes similares. Recuerdo a un profesor de Arquitectura –muy reputado, por lo demás – que la usaba con fruición. Aunque también ha sido escuchada a personajes de otros ámbitos. Su extendido uso se debe a que da un cierto glamour, como de conocedor del mundo. Vaya a saber uno por qué. Debe ir acompañada de una cara de profundo desprecio por el interlocutor, obviamente ignorante de esta regla de la vida.
Esta expresión es la salvación de los flojos. Todo lo justifica. ¿Le dio lata hacer una presentación más producida de Powerpoint para su jefe? “No jefe, si así queda mejor, centra la atención de los espectadores en lo realmente importante… ya sabe jefe, menos es más”. ¿No tiene plata para decorar su nuevo departamento? Cuando una visita tenga el descaro de comentarle que el lugar se ve “vacío”, mírela con su mejor cara de desprecio e infórmele que se trata de un departamento minimalista y, obviamente, de que menos es más. Ya verá cómo, si su visita es suficientemente ingenua o idiota, producirá en ella una profunda admiración.

19 no aportaron:

Carmen dijo...

Señor que no aporta,su pagina de hoy es un paradigma,un poema,el paradigma de un poema.Es usted idolo,con pies de barro y todo.Ha propinado usted un balde de agua frìa a las pretensiones de cualquier filosofo peripatetico,y la verda,la frasecita esa de menos es mas ya estaba siendo empleada hasta por los vendedores de la tiendita de la esquina para pesar de menos la cebolla.Da en todos los clavos,señor que no aporta.Si eso no es aporte¿que es?Vaya paradoja.
Otra cosa ¿se ha fijado que ahora a todo el mundo le ha dado por REINVENTARSE?¿y eso que será?
Comente el punto por favor.

El que no aporta dijo...

Carmen: qué notable composición la suya. Y eso de "vaya paradoja" me recordó al insigne Julio Martínez, JM, cuando decía eso de "vaya paradoja, el equipo del carbón ha vuelto a jugar de blanco".
Lo de reinventarse... ésa sí que es una frase para deslumbrar. De partida, nadie puede reinventarse. Para eso tendría que haberse inventado, y eso de la generación espontánea es raro. O sea, a lo más tendría que ser "inventarse". En todo caso, lo que busca expresar, aunque siútica, aparatosa y ostentosamente, es un cambio. Algo como "me aburrí, ahora hago otra cosa". O "ya, ahora sí que no me cagan más". O más simple, "no más ropa de nerd, ahora voy a tener un look fashion". Eso sería reinventarse, más o menos.

montt dijo...

jajajaja...como me reí. Y con lo de Super Taldo...jajajajaja

Salud don aportador

gerardo dijo...

Eso de reinventarse cree algun personajes de la farandulilla que significa ponerse unos gramos de silicona, o teñirse el pelo, alisarselo, mas escotes, pelos apuntando el cielo con unos toques platinados...etc, pinsan que con eso se "reinventan" es como es frase para que vamos a reinventar la polvora (siempre pense en ese dicho como algo que nadie piensa hacer po lo tanto no tiene ninguna validez) en fin podríamos reinventar nuestros aportes para que no aporten

Carmen dijo...

Dos no aportes que no pueden disimular su procedencia:
ESTOY ELABORANDO EL DUELO(cuando le atropellaron la iguana,por ejemplo)
TENGO QUE ESCUCHAR A MI NIÑO INTERNO.(esa es como decir que va a hacer o decir lo primero que se le pase por la cabeza)
No me gusta nada cuando los terapeados se ponen a hablar asi.

El que no aporta dijo...

Montt, qué bueno eso de reírse, ¿no? No hay que hacer caso a eso de que "la risa abunda en la boca de los tontos". Yo creo que es un invento de las profesoras de básica para tener a los niños tranquilos en clases. O para educar amarguitos.

Gerardo, así no más es. Creen que con ponerse unas lucas encima, enchulándose, ya se reinventaron. Aunque hay algunos (as) que de tanto ponerse cosas sí que se inventan, porque parecen de otra especie.

No creo que haya que reinventar los aportes, salvo que queramos que aporten y no que no aporten, porque de aportar no aportan nada. Más claro echarle agua.

Carmen, eso de elaborar el duelo siempre me ha sonado raro. Se me ocurre alguien en el Lejano Oeste, organizando a los pistoleros, despejando la calle, contando los pasos. Elaborando un duelo, al fin y al cabo. Pero en la actualidad, no lo entiendo. Como que me queda grande. Aunque debe ser terrible que atropellen a tu iguana. Y peor si es un camión de valores.

Y el niño interno, como bien señalas, no es más que una excusa para hacer cualquier pendejada. Y si alguien dice algo, simplemente "escuchaba a mi niño interno". Así cualquiera. La próxima vez que me vengan ganas, me cago en la vía pública, total tengo que escuchar a mi guagua interna.

Gracias por no aportar

varas dijo...

Sería injusto dejar fuera una que me gusta mucho, tal vez por que aparte de la grandilocuencia, le lleva conocimientos de geografía:
“Es sólo la punta del iceberg” chupate esa. en castellano coloquial querría decir: no sabís ná.. si la cagá es la que está pa abajo... Frase ultra usada para escandalos políticos o como advertencia para que el telespectador sepa que la noticia que está viendo va a ser la MISMA que va a ver por 1 semana completa.

N.I. dijo...

Llegué por casualidad a su sitio Señor que no aporta y me entretuví leyendo sus no aportes.
Me gustaría agregar dos expresiones que van muy ligadas la una de la otra y para mi gusto son dos frases que denotan una amargura total en quien las dice; "Todo tiempo pasado fue mejor", y "Es que las cosas ya no las hacen como antes" se olvidan de la tecnología, de las facilidades que hay ahora en todo ámbito. Nunca he entendido que es lo que tratan de justificar estas dos frases, supongo que un rechazo al paso del tiempo y de los avances en todo ámbito.
Felicitaciones por su blog y trataré de darme una vuelta de vez en cuando.

El que no aporta dijo...

Varas, es notable la de la punta del iceberg. Pero discrepo de su interpretación respecto del origen de la misma.
Más que con conocimientos geográficos, me parece que la frase se relaciona más bien con eso de "la puntita no más". La punta del iceberg es, efectivamente, lo que se ve, pero si se ve esa punta es porque ya la mandaron guardar completa. Si no lo cree, remítase a Chiledeportes, MOP-GATE o cualuqier otro escandalillo en que lo que se veía era la puntita.

N.I.: su comentario me recordó otra frase para impresionar, esa de que "lo casual también existe". Ponunciada con cara de intelectual, claro.
Sobre sus no aportes, no puedo estar más de acuerdo. Creo que, efectivamente, las cosas no las hacen como antes. En algunos casos son peores, en otras mejores. Pero no por eso hay que andar con la frasecita...
Y sobre lo de "todo tiempo pasado fue mejor". Bueno, no es tan claro. De lo que sí se puede estar seguro es de que todo tiempo pasado fue anterior.
Vuelva cuando quiera, que para eso este es un espacio abierto.

Wanda dijo...

estimado señor que no aporta: me suena conocido eso de "todo tiempo pasado fue anterior" ¿dónde lo habré escuchado? parece que sus recursos literarios son vastos y televisivos.
otra frase que no aporta, y me gustaría me explicara la procedencia, si es posible: "es la verdad de la milanesa" ¿tiene la milanesa alguna verdad?

El que no aporta dijo...

Wanda, claro que es conocido. ¿O usted cree que la neurona me alcanza para inventar algo así? Si se fija en el primer post de este blog, se dará cuenta de que me asumo flojo, condición que me permite copiar, adaptar y demases, con tal de evitarme trabajo. Si quiere una frase impresionante para expresarlo, "nada se crea, nada se pierde, sólo se transforma". También le sonará conocida, seguro.

Sobre la milanesa, dice la RAE:
1. Natural de Milán.
2. Perteneciente o relativo a esta ciudad de Italia.
3.Filete de carne empanado.

Algunos dicen que la expresión nació con las discusiones sobre el origen del insigne plato al que se refiere la tercera acepción de la RAE: que si verdaderamente era de Milán o no, por ejemplo. En esas discusiones, muchos afirmaban tener "la verdad de la milanesa".

Otras versiones -mucho más sabrosas que la milanesa misma, por cierto -afirman que la expresión no se referiría a la carne empanada, sino a la verdad de una oscura italiana -adivinará usted de qué ciudad -que se vio merodeando en locales de mala muerte hace no poco tiempo.

Yo me quedo con esta última versión. La otra la encuentro aburrida. Tanto como pedir una milanesa en un buen restaurante italiano. Aunque creo recordar a alguien que lo hizo.

Por último, lo que le pasa a usted con mis recursos literarios me pasa a mí con su seudónimo. Me suena conocido. Y televisivo, ¿no?

gerardo dijo...

yo siempre pense que la verdad de la milanesa la tenian los argentinos que les queda tan rica esa milanesa

El que no aporta dijo...

Gerardo, algunos así lo creen todavía. Pero no, según pude averiguar, en Argentina la verdad también se refiere a una italiana de mala reputación, que gutaba de comer el alimento en cuestión, por lo que habría heredado el nombre. Algunos dicen que era la misma que estuvo en Chile, pero eso no se ha comprobado.

gerardo dijo...

parece que esa que dicen que estuvo en chile la vieron carreteando con paul morrison pero no se llamaba milanesa si no que fumateesa

gerardo dijo...

en fin creo que nunca sabremos la verdad de la milanesa

Fran Solar dijo...

"dónde queda “dormirse una siesta cuchareada”, “comerse un completo en el Dominó”, “bañarse en pelotas” o “sabanear un peo”. Esas sí son cosas que hay que hacer en la vida."

Eres un gurú. Qué Coelho ni que ocho cuartos. Si reunieras todas tu no-aportaciones saldría un best seller seguro. Ahí hay una veta, ahí hay una veta... (otra frase ignominia para tu colección).

Saludos.

El que no aporta dijo...

Fran, frase ignominiosa como pocas ésa de la veta. Pero no te preocupes, que la veta está.

Saludos

JL dijo...

y que hay de esa expresión tan carente de significado: "poner las barbas en remojo", eso si es todo un paradigma reinventado, en otras palabras no sé que carajo quiere decir

Anónimo dijo...

Jajaja está muy buena la de sabanear un peo, y más si es un peo ganseado... tsssss... y más encima, el primero de la mañana, y después de haber tomado vino tinto toda la noche muajajajja

Firma, "Damita"