Frases para creerse la muerte

19.3.07

Estirar la pata, dar el estirón, difuntearse, morirse, fallecer, enfriarse. Tantos nombre para un solo acto. Acto en el que viene por nosotros la Pelada, la Pálida, la Llorona, la Calaca, la Parca. Tantos otros nombres. La cosa es que, tarde o temprano, todos procederemos a fallecer. Es nuestro destino, querámoslo o no.

Pero como no es mi intención filosofar al respecto –suficiente filosofía ha habido ya en este lugar –hoy va una lista de frases que no pueden faltar en cualquier funeral que se precie. Así es que cuando algún conocido o familiar pase a mejor vida, ármese de valor y eche mano a alguna de estas joyitas. Si quien se pone el pijama de palo es un desconocido –o mejor aún, algún conocido despreciado –con mayor razón. No hay como despacharse una frase notable en un momento así.

Quedan afuera todas las ya tratadas en episodios anteriores: eso de que todo pasará, que el tiempo cura, que todo es para mejor. Aquí, frases de uso exclusivo en velatorios y funerales. Para que cuando las pronuncie se crea la muerte.

Lo único que todos tenemos seguro es que vamos a morir. Frase que revela un conocimiento profundo del ciclo vital, al hacerse cargo de la finitud de la existencia. Es una gran expresión, y su uso no debe ser descartado aunque sea el colmo de la obviedad. Debe ser, eso sí, pronunciada mirando el féretro con ojos vidriosos y con una actitud de desconsuelo sin límite, mientras se mueve la cabeza de un lado a otro en actitud de hondo pesar, aunque no se conozca al finado ni de cerca. Decirlo despectivamente o sin cara de compungido puede ser incluso una ofensa, como un “qué tanto le ponen, si al final todos vamos pal´ cajón”.

Quedó igualito. Su uso se restringe a quienes se asoman por el vidrio a mirar al difunto. Es LA expresión a utilizar en caso de llevarse a cabo tamaña osadía. Claro, sería de mal gusto decir algo como “ufff, se ve pésimo” o “parece otra persona”. La estricta etiqueta velatoria exige afirmar que “quedó igualito”, aunque el cuerpo inerte sea tan parecido al que usted conoció como un poodle a un rottweiler. No se debe usar en dos casos: uno, si no se asomó a ver al interfecto. Dos, si no conocía al extinto, porque alguien podría preguntarle algo como “¿igualito a qué, si nunca lo viste?”. Y eso sería bochornoso.

Si era tan joven. Una de mis favoritas. Puede ser escuchada en cualquier funeral, independiente de la edad del occiso. Así, bien podría usted escuchar –o pronunciar, si así quisiera –esta frase mientras se llevan a cabo los ritos mortuorios de un “joven” de ochenta y tantos años. Es que la medicina ha elevado las expectativas de vida, dicen algunos. Para mí, con tanto recauchaje, botox, lifting y demás tecnologías, ya cualquiera pasa por joven. Además, nadie se atreve a decir “si ya era hora” o algo parecido. Es como mal visto, no sé por qué.

Me acuerdo como si fuera ayer. Gran frase, también puede usarse la variación si ayer mismo… Sirve para contar alguna anécdota compartida con el malogrado, revelando de paso la proximidad con éste. No vaya a creer alguien que uno es un aparecido en la ceremonia, no señor. Que se enteren todos, yo era íntimo del cadáver. Y hace mucho tiempo.
Utilizada frecuentemente por personas de edad avanzada, que ya no tienen claro el concepto de ayer, hoy, ni mucho menos mañana. Si no pertenece a dicho grupo etareo, evítela.

Quién iba a decir… Seguido de cualquier cosa imposible de saber de antemano, como quién iba a decir que iba a morir atropellado por un camión de valores, o quién iba a decir que iban a llegar tantas flores, o que moriría un día domingo, su día favorito de la semana. Nadie pues, nadie iba a decir nada. Qué pregunta es esa. Si las cosas no se dicen, pasan no más. Y ya.

Y tenía tan buena salud. Como que eso fuera garantía de algo. Yo creo que, mientras mejor salud, más corta vida. Al final, para tener buena salud no se puede comer nada, tomar nada, ni fumar, ni nada de nada de lo bueno de la vida. Así, no hay quien quiera vivir. Y ya se sabe que las ganas de vivir son la primera y más importante condición para vivir. ¿Entonces? Por elemental lógica, si tenía buena salud iba derechito al cajón.

18 no aportaron:

señora virtual dijo...

Señor aportador: Los objetos infaltables en el velorio
- la corona de cardos
-los gladiolos (de preferencia rojos)
-pegamento la gotita (para pegar la boca del difunto por si se llegara a desencajar mientras es velado)
- la palangana de agua.

Sobre esta ultima... ¿me podría decir para que sirven las palanganas de agua? ¿será para que no salga olor a fiambre?.

y la infaltable en el sepelio o velorio, del mismo tipo: "Dios se lleva los mejores". hágase la idea: los que estamos vivos somos de lo peorcito y en cambio, el tila es inmortal. también el chacal de nahueltoro o cualquier malogrado delincuente, violador, asesino.

besos

Carmen dijo...

Tambien con mirada lejana:
"No somos nada"

"Al fin descansò":Ese es el que no se agitò ni por un minuto por la enfermedad y deceso del difunto que falleciò.

El que no aporta dijo...

Señora mía de mí:
De los objetos, nada más puedo decirle que los he visto. Pero saber qué significa o para qué es la palangana, es mucho pedir. A lo mejor por si a algún velador le viene en gana arrojar.

Eso de "Dios se lleva a los mejores" es una estupenda frase. Y mientras más malo el difunto, más se escucha. Aunque ya se sabe, no hay muerto malo.
Un beso de vivo para usted.

Carmen:
"No somos nada" es la frase que escoge un filósofo de cuneta en un sepelio. Eso, o "somos polvo". O la más elaborada "del polvo venimos, y al polvo regresamos". Pero para eso hay que ser un gran filósofo.

"Al fin descansó" es como para decir que uno acompañó al malogrado en el proceso. Y lo más probable es que quien la pronuncia no sepa del occiso más que de referencias lejanas. En fin, todo con tal de aparecer como deudo, eso gusta mucho.

Quedaba afuera, pero no podía ser tamaña injusticia, la más recurrida de todas, el comodín que sirve para cualquier finado, con o sin enfermedad, viejo o joven, enterrado, cremado o licuado: "ayudándolo a sentir". ¿Qué diablos significa eso? Nunca lo he llegado a comprender...

varas dijo...

No puede faltar la del que traspasó el umbral y volvió, ese capáz de proferir:
“Él está mejor que todos nosotros...”
Y como cresta sabe el que pronuncia tamaña pelotudez como se siente el muerto! acaso murio para contarlo?
Me muero de rabia.

Jocelyn Hoyts dijo...

Sr. que no aporta, una variante mucho mas Fashion, elegante y refinada a su dicho de “ponerse el pijama de palo” sería su versión tipo Parque: “ Taparse con la frazada de pasto”

El que no aporta dijo...

Señor Varas, noto en sus palabras cierta turbación en su estado de ánimo, cierta violencia para con los iluminados que pueden comunicarse con los fenecidos. En todo caso, comparto sus sentimientos. Qué pelotudez más grande que esa frase, ¿no?

Señor Hoyts, veo que su apellido ha ido mutando cinematográficamente. Me gustó su variación del pijama de palo, no la conocía. Es bastante más ecológica, sin duda. Asimilable a "ver crecer el pasto por debajo". Pero más fashion puede ser esa de "ir a dormir con terno".

Aladino dijo...

"Murió como un pajarito", nunca he entendido el concepto, ¿de un hondazo? postón?, escopetazo?, triturado por el parachoque del auto? del virus aquél que produce la fiebre? o poco a poco con el inexorable transcurso de los años, que la mayoría de los pajaritos mueren de eso.

montt dijo...

Señor aportador, tenga a bien hacer parte de su recopilación una frase que no puede sino sobrecogernos en aquellos funestos momentos.

"pasó a ecorar el oriente eterno"

Qué tal?

Estos masones están majaretas

montt dijo...

Fé de erratas.

Donde dice: ecorar
Debe decir: Decorar

El que no aporta dijo...

Aladino, cualquiera de sus interpretaciones puede ser la correcta. También podría significar que murió parado en un alambre. O comido por un gato, cual Piolín en las fauces de Silvestre. O producto de la lluvia ácida, porque no deben ser pocos los pajaritos que mueren así hoy en día. En fin. Podría ser casi cualquier cosa.
Incluso podría referirse a otro tipo de "pajarito". Quién sabe.

Montt, nunca he comprendido eso del Oriente Eterno. En todo caso, y al paso que van, parece que al Oriente de eterno le queda poco. Al menos al Medio.

Sobre los masones, es poco lo que puedo decir. nada, más bien. Pero he escuchado que están majaretas. Y para decir algo así... no lo dudo.

Saludos

monologo dijo...

Re portado

"Es una pena que X haya abandonado su cuerpo"


X fue la decoración insistente de una familia de tres consecutivas letras que al repetirse prohiben a sus niños romper la ingenuidad y entrar en las oscuras flores y a los adultos desencantarnos con las exposiciones obscenas y meláncolicas de ese lugar del que salimos. Asi se repite tres veces.

Bananas im portadas y apartadas sin reparto

Joe Pino dijo...

Faltaba el clásico
"se nos fuè"
NADIE SABE DONDE
Los doctores dicen"lo perdimos"

El que no aporta dijo...

Monologo, su comentario me ha dejado perplejo. La historia de X abandonando su cuerpo me ha arrancado lágrimas. Y abandonar el cuerpo debe ser complicado. Como todo abandono, supongo. ¿Lo han abandonado alguna vez?

Joe, "se nos fue" es una gran frase. Pero más impactante es cuando se pronuncia en el acto mismo de estirar la pata. Por ejemplo cuando la abuelita, comiéndose un buen bistec, se atraganta (la artrosis no le permite cortar la carne en pedazos chicos, y la placa no le permite morder como quisiera, por eso se atragantó). Es justo en ese momento cuando alguien, en medio de los aleteos desesperados, los gritos y demás escándalo -por lo demás comprensible -y ante la piel morada de la anciana, sale con un "¡se nos va la abuelita!". Hay que ser muy atinado, ¿no?

Y los doctores... No debe ser fácil eso de perder a la gente. Yo pierdo las llaves o la billetera y me desespero, me imagino lo que será perder a un enfermo. Terrible.

Jocelyn Hud dijo...

En mi calidad de Historiador quisiera recordar en este apartado una frase que podría venir al caso como variante a las referencias a la gente que decora el oriente eterno:
“Jaime me habló y me dijo....”
Simplemente majaretas, aún cuando lo que eventualmente le huebise dicho el difunto era cierto.

El que no aporta dijo...

Señor Hud, veo que su personalidad sigue mutando. Sospecho que su próximo apellido podría tener relación con aquel mítico personaje que robaba a los ricos para dar a los pobres.

Sobre la recepción de mensajes ultraterrenos, no me consta que sea posible. Tampoco imposible. Básicamente no me consta. Pero viendo cómo el médium en cuestión se comunica con los del más acá, encuentro muy poco probable que sea capaz de comunicarse con el más allá. En todo caso, me recuerda el capítulo de un programa de televisión (creo que Contacto), donde aparecía gente que se comunicaba con los espíritus. Y se escuchaba una voz que decía "y yo que hago aquíiiiiiiii". Era medio terrorífica la cosa. Aunque no tanto como el que recibió el mensaje y ahora quiere ser el jefe de todo el país. Eso sí que es terrorífico.

bbjaga dijo...

Una clásica (creo que no la han mencionado) es "pasó a mejor vida"...

Saludos,

El que no aporta dijo...

Bbjaga, eso de "pasó a mejor vida"... curiosa forma de referirse a la mismísima no vida, ¿no te parece?

roquesito dijo...

a mi me guta "y paro la chala...."