Usted no lo diga

28.3.07

Recordando al profesor Banderas, ese insigne defensor de la pureza de la lengua española, ese talibán de las palabras, hoy quiero referirme a los términos que no deberían utilizarse. Porque hay términos que, definitivamente, no deberían ser utilizados bajo ninguna circunstancia. Esos que hacen picar la piel de sólo escucharlos, los que no tienen excusa para existir, los que no resisten análisis. Los términos espantosos de siempre.

Es cierto que hay contextos, situaciones, circunstancias. Está el lenguaje coloquial, el formal, el laboral, el técnico. Uno podría sin duda definir decenas –a lo mejor cientos –de tipos de lenguaje. O al menos de circunstancias de lenguaje, o de comunicación, si se prefiere. Pero hay términos que no deberían entran en ninguno. Que no pueden entrar. Los que deberían ser exiliados del idioma.

Aquí mis muy personales exiliados. Cada quien tiene los suyos. Pero como no se trata de criticar por criticar, sino de realmente no aportar, van las alternativas. Aunque al final, cada uno habla como le parece. Pero si quiere utilizar los que a continuación enumero, por favor no lo haga en mi presencia.

Colar. La RAE define 13 acepciones de este verbo, ninguna de las cuales se refiere a almorzar. Entiendo que haya gente que sale a colación, aunque no me gusta el término. Pero cuando empiezan a conjugar el verbo “colar”, me irrito. Eso de llamar a alguien por teléfono y que me digan que “anda colando”, o que alguien me avise con anticipación –muy comedidamente, he de reconocerlo –que no lo llame durante la próxima hora porque “va a colar”, es francamente exasperante.
Lo que me intriga es si la gente que “cola” de lunes a viernes lo hace también los fines de semana o en vacaciones. O sea, ¿eventualmente alguien me podría invitar a colar el domingo a su casa? No me parece, o al menos nunca lo he oído. Lo que me lleva a otra pregunta: ¿qué diferencia los días laborales de los festivos como para cambiar el nombre de una misma acción?
Alternativa: almorzar.

Diligencias. Hasta donde sé, las diligencias son esos coches grandes que se utilizaban en el Lejano Oeste, desde o hacia las cuales disparaba John Wayne, o más recientemente –aunque tampoco tanto –Clint Eastwood. Pero siempre me ha llamado la atención la gente que “sale a hacer unas diligencias”. Unos trámites, eso sí. Unas cosas, incluso, aunque sea una expresión más bien vaga. Pero por favor, no diligencias. Entre otras cosas, porque una de las acepciones de la RAE dice que “hacer alguien una diligencia” significa “exonerar el vientre”. Lo que nos lleva al siguiente término a evitar.
Alternativa: trámites.

Está ocupadito. Frase usualmente pronunciada por secretarias con poco tino, deja en evidencia a sus jefes, pues a estas alturas es ya un sinónimo de exonerar el vientre. Conocida es la tendencia de los chilenos a expresarse con diminutivos. Eso de espérame un ratito y después nos tomamos un traguito mientras comemos alguna cosita. A veces es insoportable, cierto. Pero pasa. En cambio el “está ocupadito” es absolutamente impresentable. Menosacaba sin duda la dignidad de quien, en efecto, está ocupadito, al revelar sin misericordia su verdadera ocupación, al menos en ese preciso instante.
Alternativa: no está, está ocupado.

Espérame un chiquitito. ¿Un qué? Pronunciada por lo general a través del teléfono, es una de las peores expresiones que conozco. Un chiquitito se refiere, por definición, a algo. Un libro, un árbol, un mueble. Incluso un hombre chiquitito, como Nelson de la Rosa. Pero no existe un chiquitito por sí solo. Probablemente derivado de “espérame un rato chiquitito”, me parece que el ahorro de tiempo y/o saliva no justifica el desagrado de escucharlo.
Alternativa: espérame un poco. Como mucho, espérame un poquito.

A cómo sale. Vocablo que puede usted escuchar en cualquier parte donde se venda algo: desde el ambulante con el plástico que arranca de la ley hasta la más grande de las grandes tiendas. Utilizada para inquirir el precio de un bien o servicio en particular, me produce alergia. Entérese de una vez: las cosas no salen, a menos que uno las saque. Y lo que se quiere preguntar es cuánto, no cómo.
Alternativa: cuánto cuesta, cuál es el precio.

Colegas. Ampliamente escuchada en ambientes laborales, aunque no es privativa de dichas instancias. Hay rubros en los que es más común –profesores y periodistas, entre otros –pero no hay profesión u oficio, por más exclusivo que aparezca, en que no haya algún grado de coleguismo. Personalmente, me irrita tanto que no contesto. En todo caso, gracias a Dios soy el único con mi profesión en mi trabajo.
Alternativa: compañeros, amigos, cabros, chiquillos, oigan. Cualquier cosa, pero no colega.

Se paga. Repugnante, es escuchada con frecuencia en el transporte público. Se utiliza simultáneamente a la entrega del valor del pasaje al conductor o quien cumpla las labores de recaudador. Algunos lingüistas han manifestado su preocupación por la probable desaparición del vocablo a raíz del Transantiago y su automatización del cobro. A todos ellos, les digo que no se preocupen. Aunque me encantaría que desapareciera, todavía quedan los colectivos y taxis que seguirán cobrando humanamente y no a través de la famosa Bip!
Alternativa: le pago, tome, tenga.

Ir a médico. Detestable expresión que evidencia la asistencia a la consulta de un profesional de la salud. ¿Por qué el rechazo? No lo sé. Simplemente no lo soporto. Encuentro que no es armónico, no está bien estructurado. No pega ni junta, en fin. En una palabra, espantoso.
Alternativa: ir al doctor, como mucho ir al médico.

21 no aportaron:

Aladino dijo...

Buen descubrimiento el del significado de "diligencia".
Un viejo cura, en medio de elevadas conversaciones, nos decía: "Espérenme, voy a mear una diligencia". Que castizo y reiterativo en su expresión.
Señor que no aporta, me encantaría conocerlo, pero no he tenido ese privilegio.

n.i. dijo...

Señor que no aporta, su blog a sido todo un descubrimiento. Si anteriormente le dije que pasaría por aquí de vez en cuando, rectifico, cada vez paso más seguido, además sus no aportes y los de sus colaboradores (o no colaboradores) tienen una frecuencia que hacen que si uno no pasa por aquí se pierda muchos comentarios.
Ahora a lo que nos convoca (nótese el "nos")
Tengo un brillo: frase que además de no entender su procedencia, encuentro horrible, un brilo de qué? si alguien sabe de donde viene esta frase me gustaría me lo explicara.
Dama: Frases como ¿qué desea la dama?, ¿qué va a llevar la dama?, Gracias dama, son recurrentes en ferias libre, restaurantes y los infaltables dele dele, dueños de las calles. Según un feriante la culpa es absolutamente de las mujeres que alegan cuando se les dice señorita (y son señoras)o señora y son señoritas, por lo tanto el "dama" es más fácil. Sea cual sea, usted no diga dama y por favor, tampoco varón.
Eso.

Anónimo dijo...

señor no aportador
DONDE LE QUEDA LA FRASE, GANESE AQUI... QUE SE GANA, UN PREMIO, UNA NOTA, UN AMIGO ?
2-SE MEJORO, SE VA A MEJORAR, POR PARIR, SI UNO NO ESTA ENFERMA DE NADA, ES MAS, JAMAS HA ESTADO MAS SANA
3-TIENE GANAS DE ARROJAR, ARROJAR QUE
una piedra, un tablon, que?,PORQUE NO HACERLO MAS FACIL Y DECIR VOMITAR, PARIR, QUEDESE AQUI ETC ETC
SALUDOS
MADAM BUTTERFLY

fran solar dijo...

Grande profesor Bandera. Por más que lo vapulean, buena falta hace un académico de la lengua "mediático" en chilito... feliz daría mi punto de rating a una nueva generación de "Usted no lo diga". Como no-aportación, vayan los repugnantes "A ti quién te metió ficha?", "Quién te movió la jaula?" y todos sus sucedáneos; "subir para arriba", "bajar para abajo" o "doblar para el lado"; "Date", usualmente para pedir comida, o "sácate", cuando le piden a alguien que se mueva a un lado; y, para coronar, "Emprestame tu lápiz", válido para cualquier tipo de objeto, se entiende. No hay estómago.

roquesito dijo...

y esa frase "cual es su gracia"...bueno yo soy contorsionista, pongo los ojo blancos, me meto una culebra por la nariz y la saco por la boca etc... de donde que el nombre es una gracia (aunque hay nombres que me dan gracia)

El que no aporta dijo...

Perdonen ustedes la demora en responderles, pero impostergables diligencias me mantuvieron ocupadito hasta este momento. Agradeciendo que me hayan esperado este chiquitito, procedo a responder.

Aladino: gran término el de diligencia, sin duda. Pero, ¿mear una diligencia? Sublime.

N.I., me gusta que le guste el blog. La actualización es diaria, por lo que le recomiendo no perderse muchos días. Además, a ratos me pongo latero, lo que sumado a los comentarios hace que no sea chiste tener que ponerse al día.
Sobre "tengo un brillo". Curioso término, por decir lo menos. Salvo que sea pronunciado por una mujer, y que se refiera a un brillo labial o de ojos. Que no es lo común.
Sobre la dama no me explayaré. Sólo decirle que evidencia que se había usted ausentado últimamente. Por favor lea "Frases a la carta", del día 25 de marzo recién pasado. La explicación de su uso que usted plantea me parece plausible, no la conocía. Y varón... por favor. Simplemente espantoso.
Bienvenido, no se pierda de nuevo.

Madam: gánese aquí es de lo peor que se pueda escuchar, concuerdo con usted.
Se mejoró... siempre me ha causado risa. Desde que mi señora se enfermó lo he escuchado más seguido, lo que ha hecho disminuir la gracia que me causa notablemente. Espero que se mejore luego para no escucharla más. La frase en cuestión, no a mi señora, se entiende.
Sobre el término arrojar... me hace arrojar.

Fran, no pretendo atacarla, pero no creo que usted valga un punto de rating. Salvo que tenga en su casa muchos televisores con people meter. Si es así, publicítelo, pues un punto no es nada despreciable, y puede reportarle ingentes beneficios económicos si lo vende al mejor postor.
Aunque repugnantes, los "quién" (te metió ficha, te movió la jaula, etc) sirven a veces para desembarazarse de los que opinan de más. Que, valga la redundancia, son cada día más.
Todo lo demás que cita es francamente repulsivo, aunque debe saber usted que "emprestar" está definido por la RAE como "pedir prestado". Por lo tanto, el término "emprestar" es perfectamente correcto. Por mucho que repugne.

Roquesito, tengo la misma reacción ante lo de la gracia. Como que me complico, rebuscando en mi memoria algún poema para recitar. Por cierto nunca aparece alguno.
Nombres graciosos hay muchos. Roquesito, sin ir más lejos, es uno de ellos. No se me ofenda, por favor.

fran solar dijo...

Lo del 'punto' de rating era una metáfora, sr. no-aportador. Me extraña. Y así es, Emprestar es correcto, igual que Partición, pero &%/*$·" que suenan horrible!!

El que no aporta dijo...

Fran, me extraña que se extrañe. Yo tampoco hablaba literalmente.
Emprestar es sin duda correcto y, citando a un honorable, ¿partición en qué sentido?

joe pino dijo...

Perdòn señor que no aporta,pero colocarse nervioso es muy bonito termino y arrojar por vomitar es de lo mejor.No se me coloque intolerante.

El que no aporta dijo...

Joe, efectivamente colocar es un precioso término, sobre todo cuando se refiere a un estado de ánimo y/o actitud antes determinadas circunstancias. Así, yo suelo colocarme, además de nervioso, triste o contento según sea el caso.

Arrojar, como ya le contestara a Madam más arriba, simplemente me hace arrojar.

Nacho dijo...

'Ir al doctor'?

Pero doctor en que? Sociologia, filosofia moderna, eddps, quimica organica...?

Por favor, que el doctor no solo es quien que ejerce la medicina (que en su gran mayoria no suelen ser doctores) sino todo aquel que ha presentado exitosamente su tesis doctoral. Luego estan los 'honoris causa' pero eso es un chanchullo ^^

racuna dijo...

Me gustó mucho el artículo, y estoy de acuerdo en muchos de los términos que expone. Y aunque mi lenguaje dista de ser el más completo, me irritan ciertas expresiones o las faltas ortográficas que parecen estar hechas a propósito, como si quien escribiera sobre el promedio fuera por obligación un viejo amargado y escribir con faltas es estar "en onda". Por eso detesto los fotologs entre otras plataformas web. Sin embargo, discrepo con usted en el punto de los "colegas" por dos razones: La primera es que un colega es alguien con la misma profesión como también es colega un amigo. Y su sugerencia de "compañeros" no me agrada y es rara la vez que la uso. No tengo ninguna tendencia política, pero hablar de "compañeros" me suena a extrema izquierda, así que para mantenerme en la neutralidad uso amigo, huevón y compadre cuando es un amigo de alta confianza.

En el resto, concuerdo con usted plenamente y añado los siguientes: "me lo prestas?" al teléfono, por ejemplo:
-Está el Juaco?
-Si, si está
-me lo prestas por fa

puaj... detestable!!!, ¿qué razones tendría para prestar a alguien?, es más: ¿se puede prestar a alguien?

Lo otro que me desagrada es el "que soy" (en vez de "que eres") esa estupidez de hablar en 1ra persona refriéndose a un tercero. Siempre mal interpreto la expresión deliberadamente para hacer notar lo mucho que me molesta la expresión:

- que soy pesao!
- no creas, a mi me pareces súper simpática

No le molesto más. Por mi parte seguiré haciendo como que trabajo.

saludos

racuna

Anónimo dijo...

La utilización de la palabra diligencia, esta correcta:

http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=diligencia

es un trámite más formal.
Ojalá que Banderas no lea esto...

René Silva dijo...

Me gusta piñera pero esto es muy chistoso

IMPRESENTABLE DE PIÑERA
"Tu-Sunami"
Jajajaja
pronunció ls T de TSUNAMI aparte
fue muy chistoso, busquenlo por ahí en youtube

René Silva dijo...

Alguna vez he escuchado estas frases:

"Porque no te vay a bañar y te tomay lagua"

"Acaso no queris faisan"

"Dijo tu mamá que vaigaray"

Carolina dijo...

A mi me revienta cuando en la televisión dicen "recordarle a la gente que..." o "agradacer a..." esa cosa tipo Tarzán es tan Jorge Hevia!!!

peligroso dijo...

Nadie me preguntó nada, pero le quiero responder algo a Racuna. El 'quién soy' no es 'soy', sino la no pronunciación de la s final (eso típico de nosotroh loh chilenoh) de la palabra 'sois'. Estoy de acuerdo en que es horrible, pero eso me parece que valida un poco el uso (y si no pronunciamoh todo el rehto de esah eseh, por qué habríamoh de pronunciar la de sois). Ahora que lo pienso, 'quién sois vos' está maravillosamente correcto jajajaja.

Espero esto haya sido de no aporte. Saludos

- peligroso

Anónimo dijo...

profesor ¡usted porfavor no lo diga!
los médicos no son doctores, son solo médicos.
Hasta donde yo se son llamados doctores aquellos que estudiaron doctorado en algo, en medicina, ingeniería, arquitectura,diseño gráfico etc.
(este comentario es porque que ud. dio como alternativa "ir al doctor" a cambio de la frase "ir a médico"

Anónimo dijo...

Lea usted sr. noaportacionista... algo que suena horrendo en vez de vomitar, es "devolver"... "me cayó mal el postre y fui al baño a devolver" eso, suena horrendo, asi que Usted, no lo diga.


Meli4

Marcelo dijo...

Viejo, según la RAE el termino diligencia tiene una acepción a la que indicas como invalida:

3. f. Trámite de un asunto administrativo, y constancia escrita de haberlo efectuado.

Saludos,

Anónimo dijo...

que derroche de ignorancia...